Cavallo se bajó de la candidatura a diputado

El ex ministro de Economía fundamentó la decisión en la falta de apoyo de su propio partido y en la decisión de la justicia de no habilitar la postulación de su mujer, Sonia Abrazian
El ex ministro de Economía fundamentó la decisión en la falta de apoyo de su propio partido y en la decisión de la justicia de no habilitar la postulación de su mujer, Sonia Abrazian
(0)
23 de septiembre de 2005  • 18:48

Sólo falta un mes para las elecciones y Domingo Cavallo decidió bajar su candidatura a diputado nacional por la Capital.

Entre las razones para la renuncia el ex ministro de Carlos Menem y Fernando de la Rúa adujo una falta de apoyo de su propio partido, Acción por la República, y la decisión de la justicia de no habilitar la postulación de su mujer, Sonia Abrazian, por no estar domiciliada en la ciudad, sino en Córdoba.

"He encontrado varios obstáculos: por no figurar en el padrón electoral de la Capital Federal, la justica ha dispuesto que mi esposa Sonia Abrazian, no puede acompañarme. Mi propio partido obstaculizó la presentación de una lista de candidatos jóvenes a la legislatura de la ciudad. Carecemos de los recursos necesarios para imprimir los votos y organizar el control del día de la elección", dijo esta tarde mediante un comunicado.

Aprovechó la oportunidad para agradecer y elogiarse.

"Diversas circunstancias me impulsaron a regresar a mi país. Siempre tuve en mente el deseo y la voluntad de contribuir, aportando mis ideas y mi trabajo, para el destino de la Argentina", explicó.

En otro párrafo, expresó que su "candidatura significó una herramienta para expresar públicamente los valores, principios y propuestas" y agradeció a los medios por permitirle expresarse "con libertad y en un marco de respeto".

"En los últimos días me planteé cuál es el sentido de enfrentar los obstáculos formales de una campaña, cuando en realidad nos motiva un fin mucho más ambicioso", anunció.

"No se trata de pulsear en tribunales para imponer la postulación de mi esposa Sonia. Tampoco se trata de rebajar la discusión de los graves problemas nacionales a mezquinos internismos, que cercenaron la posibilidad de que mi partido, Acción por la República, presentara su propia lista de legisladores porteños", deslizó.

Para finalizar, dijo tener "aspiraciones más profundas" y que muchos lo acompañan y que quiere comprometerse con los jóvenes.

"Sigo adelante, pensando más allá del 23 de octubre. Hoy dejo de ser candidato para convertirme en el discurso que necesitaremos a partir del próximo 24 de octubre", culminó

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.