Cavallo teme por su vida y no puede abandonar el país

La Justicia prohibió que viaje al exterior
(0)
21 de diciembre de 2001  

Domingo Cavallo está encerrado en su departamento de Avenida del Libertador y Ocampo desde que dejó de ser ministro de Economía. No sale de ahí por miedo a que lo linchen y no puede escapar a Miami con su familia, como pretende, porque tres jueces le prohibieron ayer abandonar el país.

"Está muy mal. ¿Cómo va estar? Nunca pensó que se iría de esta forma. Sabe que en la Argentina nunca va a estar seguro. Ni en Buenos Aires, ni en La Quiaca, ni en El Calafate", dijo a LA NACION un ex miembro del gabinete de Cavallo y amigo personal del ex titular del Palacio de Hacienda. "Sonia (su esposa) está histérica. No sabe qué hacer", dijo otro allegado.

En la apelación a la prohibición de salir del país que dictó a la mañana el juez en lo penal económico Julio Speroni en la causa por la venta de armas, el defensor de Cavallo, Eduardo Oderigo, señaló que la medida no tiene fundamento y significa un virtual arresto domiciliario para el ex ministro, confió una fuente inobjetable.

Cavallo teme por su integridad y la de su familia. Por eso, cuando presentó su dimisión en las primeras horas de ayer, pidió al Gobierno que reforzara su seguridad.

Decenas de policías federales y algunos custodios privados contratados por el ex ministro protegían ayer a la mañana su domicilio, donde anteanoche miles de personas se reunieron para reclamar su dimisión y hacer sentir su descontento con un ruidoso cacerolazo.

"Ladrón, devolvé lo que te llevaste". "Nos dejaste a todos en las ruinas y vos vivís acá, como un duque", gritaban, desencajadas, dos mujeres rubias frente al edificio de Avenida del Libertador 2201, como si Cavallo las estuviera escuchando. Eran las 10 y una hora más tarde, para despistar a periodistas y manifestantes, uno de los custodios de Cavallo salió en un Peugeot 405 con una careta del ex ministro. Los fotógrafos advirtieron el truco porque al falso Cavallo se le escapaban pelos detrás de la máscara.

Armando Caro Figueroa, que ayer presentó su renuncia al cargo de titular de la AFIP, estaba en la casa de Cavallo. Y el ex ministro sólo recibía malas noticias de sus abogados Oderigo y Alfredo Castañón.

Speroni le prohibió abandonar el país luego de un pedido formulado por la fiscal Alicia Sustaita, aun cuando el magistrado dictó la falta de mérito del ex ministro por contrabando de armas y no tiene previsto convocarlo a ampliar la indagatoria.

Fuentes judiciales explicaron que el juez dispuso la medida ahora porque hasta que presentó su renuncia, Cavallo "tenía arraigo en la Argentina y por sus funciones debía viajar frecuentemente en misiones oficiales al exterior". Sin embargo, dijeron las mismas fuentes, "como está imputado por un delito que no prevé la excarcelación y hay versiones que indican que quiere irse del país, se debe evitar su partida para garantizar que se presente cada vez que la Justicia lo convoque".

Unas horas después, también a pedido de los fiscales, los jueces federales Jorge Ballestero y Rodolfo Canicoba Corral tomaron la misma medida en otras tres causas.

Ballestero (que también prohibió la salida del país del ex viceministro de Economía Daniel Marx) lo dispuso en un expediente en el que investiga el megacanje de títulos de la deuda pública y en otro en el que revisa la legalidad de la decisión de ordenar a los bancos que ignoren decisiones judiciales contra el decreto que impuso restricciones a la extracción de efectivo. El fiscal Gerardo Di Masi investigaba a Cavallo y ayer amplió los cargos contra De la Rúa, dijeron fuentes judiciales.

Canicoba Corral también restringió la libertad de Cavallo. Lo hizo a pedido de los fiscales Eduardo Freiler y Federico Delgado, que el 30 de octubre pidieron la indagatoria por malversación de caudales del entonces ministro por el otorgamiento de fondos reservados a la Secretaría de Lucha contra el Narcotráfico, en 1995.

La diputada Alicia Castro (Frente para el Cambio) dijo a LA NACION que tenía una versión extraoficial de que Cavallo "se habría ido anteanoche al Uruguay en el Tango 03". De confirmarse, dijeron las fuentes consultadas, la Justicia libraría una orden de captura y pediría la extradición del hombre que hizo y deshizo durante casi seis años en la economía argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.