Caviglia: "La situación hubiera sido la misma con cualquier otro legislador"

El diputado nacional del PJ Franco Caviglia, fue ayer insultado y salivado por un grupo de personas que reclamaba frente al Congreso la pesificación de sus deudas
El diputado nacional del PJ Franco Caviglia, fue ayer insultado y salivado por un grupo de personas que reclamaba frente al Congreso la pesificación de sus deudas
(0)
31 de enero de 2002  • 09:16

El diputado nacional del PJ Franco Caviglia, quien ayer fue insultado y salivado por un grupo de personas que reclamaba frente al Congreso la pesificación de sus deudas, consideró hoy que "la situación hubiera sido la misma con cualquier otro legislador", porque "la clase política en general está en deuda con la sociedad".

"Hoy estamos ante una sociedad saqueada, que siente que le robaron la plata, y no está haciendo distingo entre aquellos dirigentes que pudieron tener algún grado de responsabilidad, y por lo tanto deberían ser juzgados penalmente y recibir la sanción si fueran culpables, de aquellos otros legisladores" que por su función, pueden recibir "una bronca legítima", indicó Caviglia.

En declaraciones a una radio porteña, el diputado consideró que "aquí hay una actitud de bronca legítima de la gente, porque legítimamente entienden que fueron saqueados y que nosotros los legisladores y la clase política en general está en deuda con la sociedad".

Al recordar el ataque del que fue víctima, dijo: "En ese momento era el único legislador que se encontraba en la confitería (donde se desarrollaron los hechos), por eso se dio toda esta situación difícil con respecto a mi persona. Podría haber estado cualquier otro legislador y la situación hubiera sido la misma".

"Se presentaron dos actitudes: los primeros que se acercaron buscaban el diálogo, y luego se agrupó gente más contestataria. Frente a estas dos formas de conducta uno no puede justificar la violencia como forma de resolución de conflicto", prosiguió el legislador.

Caviglia fue acorralado anoche en un bar situado frente al Congreso por enfervorizados manifestantes que reclamaban allí la pesificación de las deudas hipotecarias superiores a 100 mil dólares y debió salir custodiado por la policía para no recibir agresiones.

No obstante el cordón policial que sirvió como salvo conducto, el legislador fue insultado y escupido por los manifestantes.

Fuente: DyN

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.