Cayeron los otros dos prófugos y el Gobierno denunció complicidades