Stephen Chandler desmiente a Schiavi en una carta abierta

El consultor inglés asegura que el ex secretario de Transporte mintió al dar las cifras del contrato firmado para la supervisión de la SUBE
(0)
20 de julio de 2012  • 14:55

Stephen Chandler, el consultor inglés que debía supervisar la tarjeta SUBE , envió una carta abierta a LA NACION en la que acusa al ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi de mentir con relación a las cifras del contrato que firmó su compañía para realizar el trabajo. La respuesta fue enviada después de la reacción del ex funcionario por la investigación exclusiva de LA NACION que reveló irregularidades en el contrato.





Londres, 19 de Julio de 2012

Estimado Sr. Schiavi:

Usted realizó una declaración pública en el programa de radio Continental conducido por Víctor Hugo Morales, que luego fue publicado en medios como el diario "La Nación" esta semana que, muy lamentablemente, no solo es absolutamente falsa en varios niveles distintos, sino que no puede usted desconocer al momento de realizar la declaración, me ha dañado y herido en gran medida. La declaración no solo llegó a los oyentes del programa radial, sino que al ser publicada en medios electrónicos alcanzó una audiencia global. Con una audiencia tan grande es particularmente importante ser muy cuidadoso y garantizar que uno está seguro de la verdad de lo que dice y validar los hechos a fondo.

Su declaración fue definitiva, clara y sin ambigüedades. No tengo intención de dignificarla realizando más comentarios y no necesito rebatir su declaración, ya que la misma es claramente incorrecta . Sin embargo le exijo el derecho de réplica, por lo que primero me gustaría que responda las siguientes preguntas que considero de suma importancia. En caso de no responderlas me veré obligado a interpreter su silencio de manera acorde.

1. Sr. Schiavi, ¿estaba usted al tanto cuando hizo el anuncio público el 16 de Julio de 2012 que es un hecho completamente falso que yo cobro las muy altas sumas que usted alega?

2. Sr. Schiavi, ¿estaba usted al tanto cuando hizo el anuncio público el 16 de Julio de 2012 que las sumas que estoy autorizado a facturar son considerablemente menores a las que usted mencionó, por muchos órdenes de magnitud, un error que no es marginal? Y que no estoy autorizado a facturarle directamente al Gobierno como usted alega, pero que he sido forzado a facturarle a los socios locales IATASA, IRV y GFA quienes tienen el total control financiero del proyecto y no me permiten ver las facturas que ellos emiten? Sabe usted por qué ellos querían oscurecer las cosas de esta manera?

3. Sr. Schiavi, ¿estaba usted al tanto cuando hizo el anuncio público el 16 de Julio de 2012 que es un hecho completamente falso que mi compañía factura en dólares estadounidenses, y que en realidad lo hace en pesos argentinos a las compañías mencionadas en la pregunta anterior?

4. Sr. Schiavi, ¿estaba usted al tanto cuando hizo el anuncio público el 16 de Julio de 2012 que estas compañías argentinas IATASA, IRV y GFA que fueron aprobadas por usted en su puesto anterior de Secretario de Transporte, no me han pagado estas sumas considerablemente menores por varios períodos dejándome con graves daños económicos ?

5. Sr. Schiavi, ¿estaba usted al tanto cuando hizo el anuncio público el 16 de Julio de 2012 que el contrato fue finalmente firmado por sus funcionarios y las compañías argentinas IATASA, IRV y GFA el 4 de Marzo de 2011 sin mi presencia o firma, cuando yo ni siquiera estaba en el país? ¿Y que ninguna de las compañías o sus funcionarios se contactaron conmigo para decirme que necesitaba estar en la Argentina para tener la posibilidad de firmar el contrato? ¿Y que estaban absolutamente al tanto de que necesitaba realizar cambios al contrato y que me encontraba impedido de hacerlo? ¿Considera que estas acciones de sus funcionarios son éticas o prudente, o incluso técnicamente legales?

6. Sr. Schiavi, ¿estaba usted al tanto cuando hizo el anuncio público el 16 de Julio de 2012 que estas acusaciones falsas y engañosas llegarían a millones de personas en el mundo, y por ende me perjudicarían a mi y a mi pequeña empresa de consultoría estratégica y técnica de manera catastrófica?

Si usted no estaba al tanto de esta información entonces le solicito que por favor me informe quién le suministró esta información incorrecta, o quién le indicó realizar esta declaración. Notará que las preguntas anteriores son indiscutibles y (a diferencia de su declaración) no están diseñadas para engañar al público, ni tampoco lo estoy acusando de nada. Por lo que tengo una sóla pregunta más, por ahora, y solicito su indulgencia para permitirme hacerle una pregunta general, un punto de advertencia para la ley argentina en la cual no soy un experto pero usted seguramente lo sea, y cuya respuesta me sería de mucha utilidad conocer:

7. Sr. Schiavi, puede que usted tenga conocimiento de que en varios países el acto de realizar declaraciones públicas que dañen a otros y divulgar hechos que se saben falsos al momento de la declaración, es un acto criminal plausible de severas penas incluida la prisión. ¿Puedo preguntarle, si es tan amable, de decirme si esas leyes existen en Argentina?

Copio esta nota al diario La Nación y les doy mi total autorización para publicarla, de la misma manera en la que usted, sin dudar, realizó sus anuncios esta semana. Sin duda estará de acuerdo en que esto es completamente justo. Como usted ha sido muy específico y descortés en su declaración, me gustaría que sea igual de específico respondiendo a todas mis válidas y justas preguntas realizadas anteriormente y también le demando que se disculpe públicamente por estas indiscreciones. Si hubo otras personas que lo incentivaron a realizar estas declaraciones, entonces aún más deshonra para usted, y puede usted decirme quién o quiénes son, asi les puedo pedir que también se disculpen.

Me gustaría repetir una vez más que yo hoy no lo acuso de nada, pero que voy a estar muy agradecido si es tan amable de responder mis legítimas e indiscutibles preguntas.

Atentamente

Stephen C. Chandler Presidente Global Infrastructure Group Ltd Sucursal Argentina

La serie de notas que componen la investigación:

Chandler reclama 1,5 millones de deuda por salarios impagos

Mr. Chandler revela cómo se "orquestó" la licitación entre el Gobierno y los empresarios

Chandler: "No soy un fantasma y voy a demostrarlo"

Randazzo reconoció que hubo "anomalías"

Schiavi apunta al Banco Mundial y Gran Bretaña y habla de "una estafa entre privados"

SUBE: se distancian los socios argentinos

Suspenden a la empresa que controla el SUBE

El SUBE, en el centro de otra controversia

SUBE: la contrataron por un millón de pesos, pero nunca se enteró

Controlar el SUBE: Transporte paga sueldos de hasta 2 millones de dólares

SUBE: también se investiga en Londres

La SUBE, desde una peluquería

SUBE: investigan a De Vido por la licitación de la tarjeta

Control de la SUBE: la firma inglesa dice que brinda "un servicio de clase mundial"

La empresa que controla la SUBE, sin oficina en Inglaterra

Una empresa inglesa controla la SUBE desde las sombras

SUBE: una llamativa licitación "a medida"

Pagan $ 10 millones más caro el control del sistema SUBE

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.