Chávez inauguró la Cumbre

Los primeros discursos fomentaron la unión de los países en vías de desarrollo para avanzar política y socialmente
(0)
27 de febrero de 2004  • 19:01

CARACAS.- El presidente venezolano Hugo Chávez propuso al inaugurar la XII Cumbre del Grupo de los Quince (G15) conformar un foro de deudores, instaurar un sistema de preferencias comerciales y promover las inversiones entre países del Sur, al tiempo que criticó agresivamente al neoliberalismo.

"¿Por qué no establecer el Foro de Deudores (...) teniendo en cuenta el funcionamiento pleno del Foro de Acreedores? (...) ¿Por qué no avanzar en el sistema de preferencias comerciales entre países en desarrollo que sólo existe en forma simbólica?", preguntó Chávez en el discurso de apertura del cónclave.

"¿Por qué no estimular el comercio de compensación y promover las corrientes de inversión dentro del Sur, en vez de competir en forma suicida entre nosotros ofreciendo concesiones a las empresas transnacionales del Norte?", continuó.

Chávez incluso propuso crear una televisora para los países del Sur, que contrarreste "el monopolio mediático del Norte".

Ese monopolio está "encargado de difundir en nuestros países y sembrar en la mente de nuestros ciudadanos, informaciones, valores y patrones de consumo que son esencialmente ajenos", sostuvo Chávez en la apertura de la cumbre, que estuvo rodeada de disturbios en medio de marchas de opositores y partidarios del mandatario.

Irán pide "alternativas comunes"

El presidente de Irán, Seyed Mohamed Jatami, exhortó hoy a los países en vías de desarrollo a "esforzarse en la búsqueda de alternativas comunes" para poder participar con éxito en la globalización y beneficiarse de ella.

En ese empeño, "los objetivos de los países en desarrollo no pueden prescindir de la ayuda mutua" entre sus miembros, subrayó en su discurso de orden en la inauguración de la Cumbre.

"Hoy más que antes las injustas condiciones del sistema comercial internacional y la inestabilidad mundial hace evidente que necesitamos unir nuestros esfuerzos para encontrar alternativas comunes", subrayó.

El G-15, "para justificar su existencia", advirtió, "debe tomar acciones que conjuguen nuestro deber de enfrentar la conflictividad mundial, ser receptivos ante los cambios y avanzar esforzándonos en participar en la administración de la mundialización".

Para ese objetivo, el gobernante iraní insistió en que "necesitamos unirnos entre nosotros" ya que, sólo en energía, "nuestros países tienen potencialidades importantes a nivel mundial".

"La cooperación entre nuestros centros de investigación en materia de energía indudablemente pueden ser útiles para los miembros del G-15" y ello incluye que "los grandes progresos en los ámbitos tecnológicos e informáticos alcanzados por algunos de los países del grupo" sean compartidos por el resto, agregó.

"Cada uno de nosotros, en el grupo asiático, tenemos la firme decisión de no escatimar ningún esfuerzo para alcanzar los objetivos del G-15 (de optimizar el diálogo Sur-Sur para encarar el Norte-Sur) en un esfuerzo dirigido a una cooperación coordinada en todos los niveles políticos, donde está la clave del éxito", remató Jatami.

La opinión de la ONU

CEl secretario de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), el brasileño Rubens Ricupero, destacó hoy los esfuerzos que hacen los países en desarrollo del Sur por acortar distancias con los poderosos del Norte.

Pero Ricupero, quien abrió la sesión inaugural de la Cumbre del G-15, destacó que pese a los esfuerzos, las desigualdades siguen siendo impresionantes.

El secretario de la Unctad puso el ejemplo de la energía y recordó que los 1000 millones de personas que viven en los países desarrollados consumen 4,5 toneladas equivalentes de petróleo por persona al año, mientras que los 5000 millones de pobres consumen sólo 0,75 toneladas.

A pesar de estos desajustes, Ricupero mostró un prudente optimismo y dijo compartir con el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, la idea de que "surge una nueva geografía del comercio y de la economía mundial".

Ricupero dejó claro que las dificultades para revertir el actual orden de cosas son enormes y citó que durante los últimos siete años ha habido una "transferencia de recursos financieros del Sur hacia el Norte".

Destacó que esa "evasión" de recursos se produce, paradójicamente, dos años después de que se celebró la conferencia internacional sobre financiación del desarrollo.

"La triste realidad es que los países pobres necesitados de capital lo están exportando para cubrir los déficit de las economías desarrolladas", dijo Ricupero.

Postura africana

Por su parte, el presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, planteó hoy la necesidad de revitalizar el Grupo de los 15 y de buscar mecanismos que minimicen la dependencia de los países en desarrollo.

El presidente africano habló de la necesidad de recuperar el espíritu que en 1989 dio lugar a la creación del G-15 y al que alentó al Movimiento de Países No Alineados.

"La situación internacional ha empeorado política y económicamente", dijo Mugabe.

"Seguimos amenazados por los líderes arrogantes del Norte. Las espectativas que se abrieron con la caída del comunismo fueron un espejismo. Vemos guerras injustas como las de Irak y Yugoslavia contra sociedades inocentes que han sido culpadas por las mentiras descaradas de la CNN, la BBC y otros medios", agregó.

Añadió que esas guerras fueron declaradas "para satisfacer los apetitos insaciables de los neoimperialistas codiciosos; hemos regresado al pasado colonial de saqueos".

"No hemos mejorado; el Sur sigue siendo débil en un mundo moldeado por el poderoso Norte; la interacción entre nosotros ha sido insignificante comparada con la que hemos mantenido con esas potencias; estamos enfocados hacia ellas en detrimento de nosotros mismos y eso tiene que cambiar", argumentó.

"Mientras nuestros países busquen adaptarse a las exigencia del Norte, más débiles estaremos en el Sur.

El G-15 actualmente está integrado por 19 país, que son la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Jamaica, México, Perú y Venezuela, además de Argelia, Egipto, India, Indonesia, Kenia, Malasia, Nigeria, Senegal, Sri Lanka y Zimbabue.

Además de Jatami y del anfitrión presidente venezolano, Hugo Chávez, a la Cumbre de Caracas asisten los gobernantes de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva; Argentina, Néstor Kirchner; Colombia, Alvaro Uribe; Jamaica, Percival Patterson, y Zimbabue, Robert Mugabe.

Fuentes: AFP y EFE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.