Chile volvió a pedir la extradición de Apablaza y no hubo respuesta

El reclamo por el ex guerrillero no estará en la agenda de Cristina Kirchner y Piñera
Martín Dinatale
(0)
2 de septiembre de 2011  

A casi un año de que el ex guerrillero chileno Sergio Galvarino Apablaza recibiera el asilo político de la Argentina, a pesar de estar acusado por el asesinato del senador Jaime Guzmán y por el secuestro de Christian Edwards, hijo de uno de los dueños del diario El Mercurio, el gobierno chileno presentó un nuevo requerimiento administrativo para exigir la extradición.

Pero la diplomacia espera que la polémica entre ambos países no vuelva a estallar y, para esto, se aceptó una fórmula de común acuerdo: dejar el espinoso tema fuera de agenda en el encuentro que el 18 de este mes mantendrá Cristina Kirchner con su par Sebastián Piñera en Santiago.

El Ministerio del Interior de Chile presentó hace diez días un nuevo requerimiento administrativo por la extradición de Apablaza, justo cuando se cumplen 20 años del asesinato de Guzmán, fundador de la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI).

En la Cancillería no lograron confirmar a LA NACION si el pedido chileno había ingresado, ya que hasta ahora no hubo respuesta alguna al gobierno de Piñera. El canciller Héctor Timerman no respondió las llamadas de LA NACION. Chile aún no recibió respuestas. No obstante, se supo que el tema Apablaza será desplazado de la agenda en el encuentro de Cristina Kirchner y Piñera. "Queremos mirar hacia adelante y dejar atrás los días polémicos", reflexionó brevemente un destacado funcionario de la Cancillería. Se refería al 30 de septiembre de 2010, cuando el Gobierno otorgó asilo a Apablaza y desató una fuerte puja diplomática con Piñera.

Voceros de la embajada chilena en Buenos Aires confirmaron a LA NACION el nuevo pedido de extradición de Apablaza y ratificaron que el nombre del ex guerrillero no figurará en la agenda bilateral que mantendrá Cristina Kirchner con Piñera. La Presidenta viajará a Santiago el 18 de este mes por los festejos de la independencia chilena.

Según se supo, en la reunión de ambos mandatarios figurarán los acuerdos de conectividad de los 13 pasos fronterizos, el entendimiento por el libre tránsito en el paso Samoré, que se definió esta semana, y la libre circulacion de ciudadanos en el paso de Tierra del Fuego. El acuerdo por el paso Samoré era el más conflictivo, ya que a raíz de las cenizas volcánicas la Argentina había cerrado ese paso para el transporte de cargas que se abrirá parcialmente el 15 de este mes y el 1° de octubre en su totalidad. Este era un tema que preocupaba en Chile y que se resolvió.

Pero la decisión del gobierno de Piñera de enviar un nuevo pedido de extradición de Apablaza tiene que ver con una fuerte presión que tiene de parte de las autoridades de la UDI. "No vamos a bajar los brazos ni como gobierno ni como partido, en lo que corresponde a solicitar a los tribunales argentinos e internacionales para exigir que el señor Apablaza comparezca ante los tribunales chilenos", ratificó a LA NACION el presidente de la UDI, el senador Juan Antonio Coloma.

Caso cerrado

En los tribunales argentinos, el tema está cerrado. El juez federal Claudio Bonadio finalizó la causa que se había abierto contra Apablaza una vez que el Poder Ejecutivo definió su asilo político. Fuentes de ese juzgado dijeron a LA NACION que el asunto seguirá en manos del Gobierno.

La resolución fue dispuesta el año pasado por la Comisión Nacional para los Refugiados (Conare), organismo que está dentro de la órbita del Ministerio del Interior, integrado por representantes de la Cancillería, de los ministerios de Justicia y de Desarrollo Social y del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi). Estos son asesorados también por un integrante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

A un año del asilo otorgado a Apablaza el tema volvió a agitarse esta semana en Chile. Es que la Comisión Valech II (instancia reparadora de las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de Pinochet, instaurada por la Iglesia e integrada por respetados juristas) entregó a Piñera un segundo informe de víctimas, en el que consignó 10.000 nuevos casos. Entre ellos, se incluyó a Apablaza en el número 461 de la nómina de prisioneros políticos y torturados reconocidos por la comisión. Ello lo convierte en beneficiario de compensaciones económicas por parte del Estado.

La diplomacia espera ahora que el polémico tema quede bajo un paraguas protector en la reunión presidencial. En Chile, creen que por el clima de tensión que se vive alrededor del caso Apablaza es muy difícil que pase inadvertido.

Con la colaboración de Carlos Vergara desde Chile.

EL CASO

  • Asilo. el 30 de septiembre de 2010, el Gobierno otorgó el estatus de refugiado político al ex guerrillero chileno Sergio Galvarino Apablaza Guerra, cuya extradición había pedido Chile.
  • La acusación. Apablaza está acusado en Chile de haber planificado el asesinato de senador Guzmán, en 1991, y por el secuestro de Christian Edwards, hijo de uno de los dueños del diario El Mercurio, de Santiago.
  • Reiteración. Hace 10 días el Ministerio del Interior de Chile volvió a reclamar la extradición de Apablaza, pero hasta el momento no obtuvo respuesta formal de parte de la Cancillería.
  • Reunión bilateral. La presidenta Cristina Kirchner y su par Sebastián Piñera se reunirán el 18 de este mes por los festejos patrios de Chile. Pero se acordó que el tema Apablaza no entrará en la agenda bilateral de diálogo.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.