Ciccone: un cuarto testigo complicó aún más a Boudou

Bettina Ciccone aseguró que el socio del vicepresidente la llevó a Economía para arreglar con la AFIP
Hugo Alconada Mon
(0)
11 de diciembre de 2013  

La hija de Nicolás Ciccone, Olga Beatriz, declaró ayer ante la Justicia que el socio del actual vicepresidente Amado Boudou, José María Núñez Carmona, la llevó al Ministerio de Economía, junto a Alejandro Vandenbroele, para firmar allí el escrito que le permitió a la empresa obtener un plan de pagos excepcional de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Bettina Ciccone, como se la conoce, era la presidenta de la imprenta cuando ingresó al Palacio de Hacienda la primera quincena de septiembre de 2010. Allí, según testificó ayer, Núñez Carmona se movió con absoluta discrecionalidad. Tanto, que abrió las puertas con una tarjeta electrónica que tenía en su poder y la guió por el Ministerio como amplio conocedor de pasillos y oficinas.

Ante el juez federal Ariel Lijo, sin embargo, Ciccone aclaró que "nunca" vio al vicepresidente Amado Boudou. Ni ese día, ni ningún otro. Redujo a Vandenbroele al rol de mero empleado de Núñez Carmona, al que identificó como el controlante en las sombras de The Old Fund.

Bettina Ciccone, de 53 años, se convirtió en el cuarto testigo que vinculó a Boudou y Núñez Carmona con Vandenbroele y el fondo dueño de la "nueva" Ciccone hasta su intervención y expropiación. Primero fue el director de la firma Boldt, Guillermo Gabella, y la semana pasada se sumaron su padre, Nicolás Ciccone, y su cuñado, Guillermo Reinwick.

Según declaró la mujer ayer bajo juramento, Núñez Carmona la llevó hasta una sala de reuniones con una mesa de madera para 20 personas en el Ministerio, donde la hicieron esperar, junto a Vandenbroele y a su marido, Pablo Amato, quien la acompañó y que deberá presentarse mañana ante la Justicia. Los cuatro habían ingresado a la cochera del Palacio de Hacienda en la camioneta BMW X6 del socio de Boudou.

Durante los 20 minutos que esperaron allí Ciccone declaró que Núñez Carmona "entraba y salía" mientras hablaba "con alguien" que nunca se identificó. Y que, al final, les anunció que se marchaban de manera tan intempestiva como les había dicho que irían allí. Otra vez en la camioneta de "Nariga", los cuatro retornaron al hotel Hilton de Puerto Madero, donde los esperaban Nicolás Ciccone y su prima Silvia, hija de Héctor, el otro fundador de la imprenta. Allí, otro desconocido le acercó a Núñez Carmona el primer escrito que ella debió firmar para pedir el plan excepcional de pagos que les concedió la AFIP.

La mujer expresó su "asombro" cuando el organismo que lidera Ricardo Echegaray le otorgó los planes excepcionales a la "nueva" Ciccone. En especial, explicó, porque habían pedido "varias veces" un plan general -no extraordinario- y siempre hubo negativas o el silencio,

Bettina Ciccone también relató que cuando estalló el escándalo en febrero de 2012, Núñez Carmona convocó de urgencia a los Ciccone a una reunión en la casa de Reinwick en el Pacheco Golf Club. Allí les comunicó que el propio Reinwick debía dar la cara como el supuesto dueño de The Old Fund y, ante las objeciones que cosechó, dijo que era una "decisión tomada". El 29 de febrero se publicó la solicitada con Reinwick y los Ciccone como accionistas aparentes del fondo. Seis días después padeció un infarto agudo de miocardio por el que aún se encuentra medicada y bajo tratamiento.

Presidenta de la imprenta entre 2005 y mediados de 2010, la mujer detalló que la empresa arrastraba desde hacía años problemas financieros. Por eso intentaron una alianza con Aeropuertos Argentina 2000, que no prosperó, y antes, los grupos Oberthure Technologies y Clarín analizaron sus cuentas, pero, en ambos casos, no pasó de eso.

Los abogados de Boudou, Núñez Carmona y Vandenbroele, Diego Pirota y Germán Soria, se centraron en el interés de Clarín y en el posible rol que el titular de Swiss Medical Group, Claudio Belocopitt, pudo haber asumido como financista de los Ciccone, de Núñez Carmona o de The Old Fund o como proveedor de asistencia jurídica a través del estudio de Jorge Taiah.

Las defensas también se centraron en Reinwick, quien testificó cómo intermedió entre su suegro, Nicolás Ciccone, y Boudou, a través de un conocido del country, Gabriel Bianco, por entonces director de Telefé, que deberá presentarse a declarar hoy ante el juez Lijo.

Que Reinwick apareciera como dueño nominal de The Old Fund provocó una pelea familiar que sigue abierta, dijo Bettina Ciccone. Reinwick les dijo que lo pensaría, pero "ya estaba decidido".

Otro testimonio contra el vice

Lo complicó a su socio en las negociaciones con la AFIP

Bettina Ciccone - Ex presidenta de Ciccone

  • Se convirtió en el cuarto testigo que vinculó a Boudou y a su socio José María Núñez Carmona con Vandenbroele y el fondo dueño de la "nueva" Ciccone hasta su intervención y posterior expropiación
  • Primero fue el director de Boldt, Guillermo Gabella, y luego Nicolás Ciccone, padre de la testigo y su cuñado, Guillermo Reinwick
  • La mujer dijo que el socio de Boudou, José María Núñez Carmona, la llevó al Ministerio de Economía junto a Alejandro Vandenbroele para que firmara el escrito que le permitió a la empresa obtener un plan de pagos excepcional de la AFIP. Expresó además su "asombro" cuando le dieron los planes excepcionales a la "nueva" Ciccone porque ellos habían pedido "varias veces" un plan general siempre chocaron con negativas o, peor aún, sólo escucharon el silencio
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.