Ciccone: un financista despegó a Boudou

Castellano, de London Supply, dijo que aportó $ 1,8 millones a pedido de Vandenbroele
(0)
13 de diciembre de 2013  

Una buena para Amado Boudou . Uno de los dueños de la empresa London Supply, Miguel Ángel Castellano, despegó al vicepresidente y a su socio, José María Núñez Carmona, de las gestiones para que su firma depositara el $ 1,8 millones que destrabó a mediados de 2010 el levantamiento de la quiebra de la ex Ciccone Calcográfica.

Castellano admitió que es amigo de Boudou y sus hermanos, y también de Núñez Carmona, desde hace décadas, pero afirmó bajo juramento que ese aporte millonario respondió a una oferta que le realizó por su cuenta Alejandro Vandenbroele, al que también dijo conocer desde su juventud en Mar del Plata.

El testimonio de uno de los accionistas de London Supply le aportó así un respiro a Boudou, después de cuatro testimonios consecutivos que complicaron su situación judicial en el llamado "caso Ciccone".

El testimonio de Castellano, sin embargo, no fue el único ayer. Antes había sido el turno del vicepresidente de London Supply, Víctor Hugo Bonnet, quien de manera sucinta anticipó los mismos lineamientos: que recibieron una propuesta, que aportaron $ 1,8 millones, que revisaron las cuentas de la ex Ciccone y que ante el cuadro resultante decidieron abrirse del eventual negocio.

La defensa de Boudou y Núñez Carmona consideró las declaraciones de ambos -pero en particular la de Castellano- evidencia de que el vicepresidente y su socio nada tuvieron que ver con el cuestionado entramado que permitió el resurgimiento de la ex Ciccone Calcográfica de sus cenizas, según indicaron ayer sus abogados a LA NACION.

Castellano argumentó que Vandenbroele, al que conoció de sus tiempos en Mar del Plata y del surf, lo abordó un día con la posibilidad de sumarse al proyecto de sacar a la imprenta de la quiebra y ponerla otra vez en marcha. Y que por eso depositó $ 1,8 millones en el expediente judicial de la justicia en lo comercial, el 10 de septiembre de 2010.

Sólo después de haber desembolsado ese dinero, según la versión de Castellano, la cúpula de la empresa de la que es accionista, London Supply, analizó los potenciales beneficios y riesgos de ese proyecto, y concluyeron que sumarse podría costarles una fortuna. Por eso, abundó, decidieron abrirse del negocio y lograron que The Old Fund les reembolsara el dinero, con otros fondos, por fuera del expediente, sólo seis días después.

Ese breve período, de todos modos, resultó suficiente para que Vandenbroele lograra levantar la quiebra de la imprenta tras obtener, también, el aval "pleno e incondicional" de la AFIP, que sólo semanas antes le había requerido esa medida.

Los amigos de Mardel

En los tribunales federales de Comodoro Py, en tanto, Castellano detalló ayer sus vínculos con los Boudou, en particular con Juan Bautista, con quien fue al colegio. Pero también con todo su grupo de amigos de la adolescencia, algunos de los cuales siguen vinculados al vicepresidente. Entre otros, con Ignacio Mendiondo, Juan Carlos "Chino" Mazzeo, Franklin "Tato" Llan de Rosos y Germán Mayol.

Sobrino de Eduardo "Teddy" Taratuty, el dueño histórico de London Supply -que gestiona los aeropuertos de El Calafate, Trelew y Ushuaia-, Castellano obvió otros ejes. Entre ellos, los vínculos societarios que su empresa mantiene con Searen SA, la firma que controla el departamento de Puerto Madero en el que vive Boudou.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.