Cientos de vecinos aún no tienen sus permisos