Cinco muertos en los incidentes en Plaza de Mayo

Tras otra trágica jornada de conmoción social, la histórica plaza fue epicentro de enfrentamientos entre fuerzas policiales y los manifestantes; continúan los incidentes en el Obelisco
(0)
20 de diciembre de 2001  • 21:55

El doloroso resultado de otra violenta jornada de protesta en la Plaza de Mayo fue de cinco muertos, decenas de heridos y detenidos.

Hasta el momento, en el resto del país las víctimas mortales ascienden a 17, cientos de heridos y miles de detenidos.

La mayor cantidad de muertos se registró en la región metropolitana, ya que en la provincia Buenos Aires ocho personas perdieron la vida.

En tanto, en el Obelisco (como se informa aparte) también hubo fuertes enfrentamientos entre la policía y manifestantes, a la vez que se registraron múltiples destrozos en los comercios aledaños.

Asimismo, en Santa Fe seis personas murieron como consecuencia de los enfrentamientos que protagonizaron ayer y hoy efectivos de la Policía de la provincia y vecinos que saquearon supermercados y comercios.

En tanto, los heridos se contabilizaban hasta esta noche por cientos en Buenos Aires, Capital Federal, Córdoba, Santa Fe, Río Negro, Corrientes, Neuquén y Tucumán, aunque no había un número determinado.

Una misma situación se registraba en el caso de las detenciones, ya que el vicegobernador bonaerenses, Felipe Solá, confirmó que sólo en su provincia se produjeron al menos "2400" demoras o detenciones de personas que participaban de distintas movilizaciones, protestas y saqueos.

17:55| Cuatro muertos en los incidentes en Plaza de Mayo

El director del SAME, Marcelo Muro, informó esta tarde que ya suman tres los muertos que se produjeron en los graves incidentes que protagonizan la Policía Federal y manifestantes en inmediaciones de la Plaza de Mayo.

En tanto, el secretario de Salud porteño, Alfredo Stern, informó de una cuarta víctima mortal.

En medio de una enorme desesperación y escenas de pánico en las cercanías de Avenida de Mayo y 9 de Julio, un joven manifestante falleció durante los disturbios, a la vez que otro murió en el hospital Argerich.

El primer hecho ocurrió a cinco cuadras de la Plaza de Mayo, cuando quienes protestaban eran corridos por la policía. Muro, precisó que esta víctima murió en el Hospital Argerich, como consecuencia de un balazo en el tórax.

"El otro manifestante falleció en plena calle, en la Avenida de Mayo, porque no pudimos llegar. Nos rompieron tres móviles", aseguró el titular del SAME.

Hasta ahora, el servicio de emergencia procedió a "trasladar a 35 personas, con ocho heridos de bala" de los cuales "tres fallecieron", señaló Muro.

Aunque no informó las circunstancias en las que murió la tercera de las víctimas, el funcionario porteño confirmó que los tres eran "jóvenes".

En tanto, una persona que era operada en el Hospital Argerich por un balazo en la cabeza se convirtió en la cuarta víctima fatal de la jornada.

"Esto es una guerra pero le pedimos a los manifestantes que nos dejen llegar a los lugares de auxilio, ya que tres de nuestros móviles fueron agredidos con piedras y nos cuesta mucho socorrer a los heridos", solicitó el secretario de Salud.

Los lesionados fueron derivados a los hospitales Argerich, Ramos Mejía y Durand.

La Justicia ordenó poner en libertad a 42 detenidos

La jueza María Servini de Cubría dispuso esta tarde la libertad de los detenidos que habían sido llevados a la comisaría 2da. por los incidentes en la Plaza de Mayo.

Según indicaron fuentes judiciales, la magistrada dictó la medida luego de recibir un habeas corpus que se había presentado ante el juez de instrucción Roberto Grispo.

Ahora, se espera que la orden llegue a las autoridades de la comisaría 2da. donde están detenidas 42 personas.

Según dijo el Ombusman adjunto de la Ciudad, Gustavo Lesbegueris, quien estuvo detenido en esa seccional, hay un total de 42 personas arrestadas, entre ellos dos menores y un enfermo oncológico.

15.01 | Incidentes en el desalojo de la Plaza de Mayo

Luego de que cerca del mediodía, una gran cantidad de manifestantes fueron violentamente corridos de la Plaza de Mayo por policías, los incidentes volvieron a comenzar esta tarde cuando las fuerzas de seguridad empezaron una fuerte represión con la montada, balas de goma y camiones hidrantes.

Desde los balcones de los edificios que rodean a la Plaza de Mayo, la gente llegó a arrojar a la policía todo tipo de elemetos contundentes.

Hasta el momento, se registraron treinta y nueve detenidos. Veintinueve fueron arrestados hasta las 13, pero en las últimas dos horas llegaron nueve más, según reveló el defensor adjunto porteño, Gustavo Lesbegueris, quien también fue detenido durante la mañana cuando participaba de la manifestación.

Ante la increíble represión policial ocurrida esta mañana, la jueza federal María Servini de Cubría se había presentado en medio del tumulto para anunciar que en nombre de la Justicia iba a exigirle al Gobierno que cese la represión.

10:15 | Plaza de Mayo: crece la autoconvocatoria

La protesta espontánea de la gente contra el Gobierno, que ayer congregó a miles de vecinos de la ciudad, se reavivaba esta mañana en la Plaza de Mayo.

A pesar de la actuación de la policía, que detuvo a varias personas por el estado de sitio, cada vez se concentraban más manifestantes, mientras los automovilistas ensordecían con bocinazos.

Hasta el momento parecían vanos los intentos de las fuerzas del orden que, cada vez en mayor número, iban tratando de cortar calles aledañas a la Casa de Gobierno y alejando a los a las personas autoconvocadas.

Entre la gente que, como anoche, iba acercándose en forma voluntaria, se mezclaban los dirigentes de organismos defensores de derechos humanos, a los que se sumaba la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

El Gobierno se justifica

El secretario general de la Presidencia, Nicolás Gallo, justificó esta mañana la acción de la policía en la Plaza de Mayo, con la detención de numerosos manifestantes, al señalar que "hay gente que camina por la calle, pero hay otra gente que está haciendo desorden".

Gallo, el primer funcionario que dio la cara ante la prensa y el primero en llegar a la Casa de Gobierno, estimó que "la mayoría de la gente lo que quiere hoy es ir a trabajar, y creo que merecemos entre todos un minuto de paz, un poco de tranquilidad, y es lo que corresponde a los argentinos".

Detener a los infiltrados

En tanto, el jefe de la Gendarmería, comandante general Hugo Miranda, advirtió hoy que las instrucciones gubernamentales a raíz de la declaración del estado de sitio son "respetar las manifestaciones como legítimas del sentir ciudadano, pero en la medida que cuiden que posibles infiltrados no las desvirtúen con desmanes o desórdenes".

En ese caso, se procederá a la detención de sus promotores, dijo el titular de esa fuerza de seguridad.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.