Ciudad de Buenos Aires: Rodríguez Larreta, el único que festejó en una jornada negra

Rodríguez Larreta, el mejor resultado electoral para el oficialismo
Rodríguez Larreta, el mejor resultado electoral para el oficialismo Crédito: Hernán Zenteno
Con el 44% de los votos, el jefe de gobierno porteño hizo la mejor elección del oficialismo; Lammens, el candidato del kirchnerismo que debutó en política, alcanzó el 33%
Iván Ruiz
(0)
12 de agosto de 2019  

Pese a la dura derrota que sufrió el oficialismo en todo el país, Horacio Rodríguez Larreta ( Juntos por el Cambio) quedó ayer en las puertas de su reelección como jefe de gobierno porteño. Se quedó con el 44% de los votos, un resultado que, incluso, lo deja con alguna posibilidad de convertirse en el primer mandatario porteño en ganar las elecciones sin ir a la segunda vuelta.

Matías Lammens (Frente de Todos), un debutante en las urnas, obtuvo una mejora sustancial para el kirchnerismo porteño ante el electorado esquivo durante la última década. El presidente del club San Lorenzo registró ayer el 33% de los votos, un 10% de lo que había cosechado el candidato Mariano Recalde hace cuatro años.

"En la ciudad ratificamos el apoyo al cambio", dijo un sonriente Rodríguez Larreta. El jefe de gobierno fue el primero en hablar desde un apagado búnker oficialista. Después, cuando la derrota a nivel nacional ya era un hecho, Mauricio Macri resaltó la elección del dirigente porteño -"se enfila a ser reelecto", dijo- y destacó que es "merecedor de este reconocimiento".

Rodríguez Larreta hizo hincapié durante su campaña en su rol de hacedor, mostró una gestión con obras como el Paseo del Bajo y tejió alianzas estratégicas que nunca antes habían apoyado a Cambiemos: sumó al radicalismo porteño y al socialismo.

Esas decisiones le permitieron superar en estas PASO su propia performance de octubre de 2015. Incluso Martín Lousteau, quien supo ser su rival en ese entonces, ahora lo acompañó en la boleta de Juntos por el Cambio como candidato a senador nacional.

Las zonas más fuertes para el oficialismo porteño, como repitió en los últimos años, fueron el barrio de Recoleta (comuna 2), principalmente, con casi el 64% de los votos, seguido de Núñez, Colegiales y Belgrano (comuna 13), donde registró el 60% de los votos. En ese último barrio, Rodríguez Larreta inauguró hace un mes la nueva estación Belgrano del tren Mitre, otra obra de su gestión.

Ante los resultados negativos del oficialismo a nivel nacional, Rodríguez Larreta podría reforzar su proyección dentro de esa fuerza para los próximos años si efectivamente es reelegido jefe de gobierno en la ciudad.

Un outsider opositor

Lammens se involucró en la política partidaria hace pocos meses, para presentarse en estas elecciones, y anoche se ilusionaba con llegar a una segunda vuelta con Rodríguez Larreta.

Desde su entorno recordaban y se ilusionaban con la remontada de Lousteau cuando forzó un ballottage con el candidato oficialista (con números incluso inferiores a los de Lammens) y quedó a pocos puntos de ganarle.

Para evitar una segunda vuelta, el jefe de gobierno deberá sacar más del 50% de los votos en octubre, algo que hasta ahora no ha conseguido ningún mandatario porteño. Pero el oficialismo ya superó ese número en las últimas elecciones legislativas, cuando Elisa Carrió encabezaba la boleta de diputados.

"Hoy es un día muy feliz para todos nosotros. Una noche de muchísima alegría. Es histórico", dijo Lammens desde el búnker del Frente de Todos.

Sus puntos más fuertes en la ciudad fueron algunos barrios del sur, como Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo (comuna 8), donde registró una amplia ventaja, con el 47% de los votos. Las disputas más parejas ocurrieron en algunas zonas del centro y del oeste de la ciudad, como por ejemplo en Liniers y Mataderos.

En tercer lugar quedó, lejos, Matías Tombolini (Consenso Federal), que cosechó el 7,2% de los votos. Después, Gabriel Solano (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) cosechó el 4% de los votos.

Quedaron por debajo del piso del 1,5% que imponen las PASO para poder competir en las elecciones de octubre Autodeterminación y Libertad, la fuerza de Luis Zamora, el Movimiento al Socialismo, el Partido de Unidad Popular y Unite por la Libertad y la Dignidad.

Ballottage, la incógnita

  • Un superviviente: Pese a la debacle electoral del oficialismo, Rodríguez Larreta sacó una ventaja importante en la ciudad y quedó a las puertas de ser reelegido.
  • Segunda vuelta: El jefe de gobierno intentará evitar el ballottage. Tendrá que cosechar más del 50% de los votos en los comicios de octubre.
  • Sorpresa opositora: Lammens, un outsider de la política partidaria, hizo la mejor elección para el kirchnerismo en años en la ciudad, con el 32% de los sufragios.

Por: Iván Ruiz
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.