Clima de diáspora en las filas menemistas

Mariano Obarrio
(0)
19 de mayo de 2003  

  • Nada se pierde, todo se recicla. En el entorno de Carlos Menem comenzó a rodar el comentario de que el ex presidente podría resolver ofrecerle sus buenos oficios a Adolfo Rodríguez Saá para que acapare para sí las viejas estructuras menemistas, heridas por la caída y huida política del ex candidato. "Rodríguez Saá pasará con la ambulancia y recogerá los heridos para construir una oposición a Néstor Kirchner en las internas del PJ, el año próximo, y sacar la minoría. Algunos nuestros se le plegarán", dijo un desencantado operador menemista. Eduardo Bauzá, en cambio, reunió para la catarsis a sus equipos técnicos: Pablo Rojo, Francisco Susmel, Paola Spátola, Diego Estévez, Carlos Torres, Octavio Frigerio (nieto) y Julián Duhalde. Conclusión: dirigirán la proa hacia otros rumbos en el PJ; la caída de Menem los deja sin líder y no se visualiza otro, por ahora. Carlos Corach volverá a las clases en Oxford y cerca de él aseguran: "La implosión fue muy grande". La diáspora menemista es total.
  • * * *

  • Alternativas. La gente de Gustavo Beliz está expectante para que el presidente electo, Néstor Kirchner, vuelque su juego en la Capital Federal. Además de Aníbal Ibarra y Rafael Bielsa, Kirchner tiene vínculos con el titular de Nueva Dirigencia, que no abandona su carrera como candidato a jefe de gobierno porteño. Pero si Kirchner se decide por apoyar a Ibarra, Beliz tendría alternativas varias. En el entorno de Kirchner se lo menciona como posible titular de Educación o como secretario de Seguridad Interior.
  • * * *

  • Puerta a 2007. El dirigente misionero Ramón Puerta encaminará sus esfuerzos a cultivar un perfil independiente dentro del PJ. "Ni menemistas, ni duhaldistas, ni kirchneristas", dicen cerca de él. Y no esconderá su ambición de posicionar su proyecto presidencial para 2007.
  • "Puerta tiene diferencias ideológicas profundas con Kirchner y por ello hará un apoyo crítico", dijo un hombre que lo conoce bien.

    Los intendentes que le responden trabajaron para Carlos Menem, aunque él se mantuvo equidistante entre Eduardo Duhalde y el menemismo. Se sabe: Kirchner intentará doblegarlo en su territorio por medio del gobernador misionero Carlos Rovira.

    * * *

  • El juego de la silla. En el entorno de Néstor Kirchner se comenta que la casi segura llegada de Daniel Filmus al Ministerio de Educación está ligada a un eventual apoyo del presidente electo a la candidatura de Aníbal Ibarra, padrino político de Filmus, para buscar su reelección como jefe de gobierno porteño.
  • La novedad es que si Rafael Bielsa no fuera designado ministro de Justicia se quedaría sin apoyo de Kirchner para la Jefatura de Gobierno. "En ese caso, Bielsa podría ser vicejefe de Ibarra", dijo una fuente kirchnerista.

    Otra alternativa es que Bielsa vaya a la Corte Suprema si, como espera Kirchner, se producen las renuncias de Julio Nazareno y Carlos Fayt. Otro nombre que suena para la Corte es el del ex camarista Eduardo Luis Duhalde (nada que ver con el actual presidente), un cuadro que operó en los equipos jurídicos.

    * * *

  • Multifacético brindis. Domingo 25 de mayo. Traspaso del mando presidencial. Eduardo Duhalde le entregará la banda a Néstor Kirchner y no a Carlos Menem, como alguna vez temió. Con toda la satisfacción de la revancha cumplida (Menem le impidió en 1999 el paso a la presidencia), el presidente saliente se irá de la Casa Rosada directo rumbo al asado que organizará Juan José Alvarez para todos sus amigos.
  • Ocurre que Alvarez, ministro de Justicia y Seguridad saliente, cumplirá años ese día y lo celebrará en su casa de Hurlingham. Duhalde estará junto a casi todo el Gobierno, que se habrá retirado ya del poder bastante mejor de lo que entró. Sin duda, tendrán varios motivos para brindar al lado de la parrilla de Alvarez.

    * * *

  • Por la reconquista. El gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, diseña la base de sustentación federal de Néstor Kirchner. Se impuso el objetivo de recuperar las provincias radicales para el PJ con candidatos apadrinados por el presidente electo.
  • Para el Chaco, apuntalará a Jorge Capitanich como candidato a gobernador; en San Juan, impulsarán a José Luis Gioja; en Chubut, a Mario das Neves; en Entre Ríos, a Jorge Busti; en Mendoza, a Jorge Pardal, y en Río Negro, a Carlos Soria.

    En Tucumán pretende un recambio de imagen: buscarán que Jorge Alperovich suceda al desgastado Julio Miranda, y en Santa Fe Carlos Reutemann no renovará: Kirchner daría su apoyo a Jorge Obeid, de mejor relación con el presidente electo que el ex piloto de Fórmula 1. Ahí la amenaza es Hermes Binner, intendente de Rosario, de ARI, de creciente imagen en tierra santafecina.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.