Coincidencias con el titular del Tesoro

O´Neill culpó a los bancos por la crisis
(0)
28 de enero de 2002  

WASHINGTON (De nuestro corresponsal).- El canciller Carlos Ruckauf se aferrará a una posición del secretario del Tesoro, Paul O´Neill, sobre la responsabilidad que también les cabe a los prestamistas para explicar que el objetivo de la Argentina es cumplir con sus compromisos, pero con una quita y nuevas condiciones.

"Hay reflexiones del secretario del Tesoro sobre la conducta de los bancos en países riesgosos que deben ser tenidas en cuenta muy puntualmente. Esto va a ser permanentemente planteado en mis reuniones: los bancos que les prestaron mal al Estado y a las empresas argentinas tienen que pagar su precio al igual que el Estado y las empresas argentinas", señaló ayer Ruckauf en su encuentro con periodistas en el hotel en el que se hospeda.

Justificó en parte las presiones del sector financiero al gobierno argentino diciendo que nadie quiere perder plata. "Pero por qué razón se tienen préstamos y bonos a una tasa diferencial si no es porque el riesgo es grande. Cuando el riesgo se produce no veo por qué lo tienen que pagar los plomeros norteamericanos o los empleados argentinos", señaló.

O´Neill fue el primero en sostener en la administración norteamericana que quienes especularon prestándoles plata a altas tasas de interés a países en problemas, como era la Argentina, ahora tienen que hacerse cargo de sus riesgos.

Con la administración norteamericana y con el FMI, la Argentina quiere discutir cuál es la política para este momento crítico que vive la Argentina. Ruckauf dijo que es muy partidario de la posición de Anne Krueger, la número dos del Fondo, sobre el establecimiento futuro de un mecanismo de bancarrota para los países. "Pero el tema es cómo salimos de las crisis coyunturales", opinó.

Ruckauf insistió en que la Argentina no ha declarado técnicamente el default. "Está cumpliendo con los organismos multilaterales. Se ha planteado que buscará un acuerdo con los acreedores para pagar con quita y nuevas condiciones. Y esto se parece mucho al plan Krueger de mediano plazo", dijo.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?