Colombo: no habrá cambios unilaterales

Habló y serenó los ánimos del Senado
(0)
31 de agosto de 2001  

El jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, envió ayer señales tranquilizadoras al justicialismo. Ante la Comisión Especial de Coparticipación Federal del Senado, presidida por el peronista José Luis Gioja (San Juan), aseguró que el Poder Ejecutivo "no modificará unilateralmente" el piso de fondos que la Nación se comprometió a distribuir con las provincias.

Así, Colombo garantizó que el piso de 1364 millones de pesos establecido en el pacto fiscal vigente, de noviembre de 2000, no será modificado sin acuerdo previo del Congreso y de los mandatarios provinciales.

De esta forma, virtualmente desautorizó al ministro de Economía, Domingo Cavallo, que el domingo último le dijo a Clarín que el cumplimiento del déficit cero está por encima de los acuerdos con las provincias.

Así lo interpretó el PJ: el titular de esa bancada, Gioja, afirmó que "Cavallo tendrá sus urgencias, pero para nosotros la palabra que hay que escuchar es la de Colombo".

Esa declaración del ministro puso en estado de alerta a los gobernadores peronistas, que se reunieron anteayer para rechazar cualquier intento del Poder Ejecutivo de recortar los fondos que le corresponden a sus distritos (sobre lo que se informa por separado).

Con este panorama, las palabras de Colombo ante la comisión del Senado sonaron como música para los oídos de los legisladores peronistas, que salieron convencidos de que no habrá modificaciones unilaterales.

Fórmula ambigua

Sin embargo, el ministro coordinador apeló a una fórmula ambigua para comprometer el cumplimiento del pacto fiscal por parte del Poder Ejecutivo. Lo hizo al manifestar que en el caso de que la recaudación se ubique por debajo de las expectativas deberá ir "al Parlamento a decir que no podemos cumplir con la ley".

Estas declaraciones fueron leídas en el PJ como una señal de que el Gobierno supeditará cualquier cambio en el nivel de fondos coparticipables a una discusión en el Congreso.

Por lo menos ésa fue la lectura de Gioja. "Quedó en claro que el anhelo de todos es que (el déficit cero) se pueda cumplir sin afectar a las provincias; y si esto fuera necesario no podrá surgir en forma unilateral sino por acuerdos con los jefes de gobierno provinciales y la aprobación del Parlamento", afirmó el senador sanjuanino, al término de la reunión con Colombo en la Cámara alta.

El encuentro fue a puertas cerradas y sirvió para acercar posiciones entre el Gobierno y los senadores peronistas, que, en sintonía con sus gobernadores se habían puesto en pie de guerra, ante una eventual modificación del piso de la coparticipación federal.

Por esa razón, Colombo aclaró que "el FMI no exigió nada" en materia de fondos provinciales, sino que pidió que se cumpla con el déficit cero.

En ese sentido el jefe de Gabinete fue terminante. No sólo dentro de la reunión sino también en la conferencia de prensa posterior. En ambos casos reiteró que el Gobierno "va a dar estricto cumplimiento a la ley y que en los próximos seis meses es impensable lograrlo si las provincias no logran también el déficit cero".

Colombo protestó por la situación de varios Estados provinciales y la carencia de "cuentas claras" por parte de otras, en referencia a que la información suministrada sobre sus estados contables no es fidedigna.

También reflotó la posibilidad de apelar al fondo anticíclico que figura en el último pacto fiscal, como forma de evitar reducciones en el piso de la coparticipación. Ese instrumento es de utilidad en épocas de bonanza económica, ya que debe constituirse con el excedente de la recaudación.

No obstante, calmó a los legisladores cuando dijo que las previsiones oficiales, en materia de recaudación impositiva, eran optimistas. "Estamos en una meseta, de aquí en adelante sólo prevemos una mejora", afirmó.

También aclaró que la intención del Poder Ejecutivo es darle estado parlamentario a un proyecto de la nueva ley de coparticipación federal.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?