Comienza hoy el tratamiento en el Senado

El proyecto será analizado en dos comisiones; el oficialismo quiere aprobarlo el jueves próximo
(0)
9 de agosto de 2012  

El kirchnerismo no quiere perder tiempo con un tema de alto costo político como la expropiación de la ex Ciccone Calcográfica. Ayer, el jefe de la bancada oficialista en el Senado, Miguel Pichetto (Río Negro), anunció su intención de llevar al recinto el próximo jueves el proyecto del Poder Ejecutivo.

La iniciativa recibirá dictamen favorable hoy, a partir de las 11, en un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda, menos de 48 horas después de que el texto ingresó en la Cámara alta.

A pesar de las quejas de la oposición, que rechaza la iniciativa de manera casi unánime, el oficialismo aplicará la amplia mayoría que tiene en comisiones y en la Cámara alta para imprimirle velocidad al trámite legislativo.

La intención es evitarle al vicepresidente Amado Boudou, investigado por la Justicia en la causa por supuestas irregularidades en el levantamiento de la quiebra de la firma impresora de billetes, una extensa exposición, más aún cuando tendrá que presidir una sesión que lo tendrá como protagonista.

Pichetto, en tanto, justificó el apuro en la importancia que tiene "concentrar en manos del Estado la emisión de moneda y asegurar la soberanía en esta materia".

"Por eso, desde el oficialismo, le daremos [al proyecto] un rápido tratamiento; la intención es emitir dictamen mañana [por hoy] para que pueda ser tratado el próximo jueves", agregó el legislador kirchnerista.

Críticas de la oposición

El proyecto siguió cosechando críticas de la oposición. La UCR anunció su rechazo ayer de manera institucional, en una conferencia de prensa que encabezó del presidente del partido, Mario Barletta, junto con los jefes de ambos bloques legislativos: Luis Naidenoff (Senado) y Ricardo Gil Lavedra (Diputados).

Desde el Frente Amplio Progresista (FAP), el senador Rubén Giustiniani (Santa Fe) calificó de "equivocado" el camino de la expropiación porque "se trata de una empresa sobre la que la sociedad desconoce a sus dueños y hay causas judiciales en curso", dijo.

Más duro aún fue su compañero de bancada, Jaime Linares (Buenos Aires), quien dijo que el FAP no avalará un proyecto que "tiene como objetivo garantizar la impunidad del vicepresidente Boudou". El senador de GEN también cuestionó que el jefe de la Sigen, Daniel Reposo, tenga que auditar la impresora. "Un soldado de Cristina no puede ser el encargado de controlar Ciccone", sentenció.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.