Cómo se gestó la entrevista de Diego Lagomarsino con Rolling Stone

El periodista Pablo Plotkin cuenta detalles sobre por qué el técnico informático, único imputado en el caso Nisman, accedió en exclusiva a hablar con un medio argentino
(0)
26 de febrero de 2015  • 12:27

Extracto del reportaje de la revista Rolling Stone, que será publicada en marzo.

Pocos días después de conocida la muerte de Alberto Nisman, surgió una hipótesis de que el técnico informático era agente encubierto. Dicha hipótesis fue alimentada también por el abogado José Iglesias, papá de Pedro (fallecido en Cromañón), que dijo que Diego Lagomarsino, en el verano de 2005, espió durante dos semanas a familiares de víctimas de la tragedia, haciéndose pasar por fotógrafo documental.

Según declaró Iglesias (que, consultado por Rolling Stone, lo ratifica), Lagomarsino presenció reuniones e incluso estuvo en su casa, sacando fotos en la pieza de su hijo. A través de sus abogados, Lagomarsino negó la acusación y aseguró que nunca había estado en la casa de Iglesias.

En medio de estas versiones, a comienzos de febrero se filtró en la web un video de un supuesto Lagomarsino en una manifestación en Tribunales durante la primera sentencia del juicio por Cromañón, en 2009. El video fue publicado en algunos portales oficialistas como un elemento que venía a reforzar el testimonio de Iglesias. Sin embargo, el que aparecía en las imágenes era yo, que casualmente tengo un cierto parecido físico con Lagomarsino.

Publiqué de inmediato una aclaración en Twitter y "la prueba" fue bajada de los portales, mudándose a los medios opositores en calidad de "operación desactivada" por un periodista de Rolling Stone.

Aun cuando mi aclaración no dejaba sin efecto la acusación de Iglesias, la versión de Lagomarsino como agente encubierto perdía peso. Un par de días después, mientras encarábamos la cobertura del caso Nisman para RS y yo trataba de salir de ese círculo bizarro en el que me veía metido, llamé a Rusconi pidiendo una entrevista con su defendido. Habían acordado no dar ningún reportaje a un medio local, pero Lagomarsino creía que me "debía una nota por decir la verdad y haber dado la cara".

La entrevista, entonces, se desplegó en dos encuentros, en los que Lagomarsino habló sin la supervisión de sus abogados. Respondió ampliamente sobre su trabajo, la relación Nisman y sobre el episodio que le cambió la vida. "Todo esto es muy loco", repetía, medio pálido, frente a la cámara de Ignacio Arnedo. "'Qué hago yo posando para la Rolling Stone?"

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.