Cómo será la votación de un régimen de lemas

Habrá más listas que de costumbre
Adrián Ventura
(0)
24 de diciembre de 2001  

Lo primero que percibirá el ciudadano, en las semanas previas a la elección y en el cuarto oscuro, será que la oferta de candidatos será mucho mayor que la habitual: habrá más candidatos dirigiéndole mensajes y habrá más listas en la mesa de votación.

¿Cómo será la votación con el sistema de lemas? La resolución votada ayer por la Asamblea brinda muchas respuestas:

  • Lema es sinónimo de partido.
  • Sólo participarán en la elección los partidos reconocidos a nivel nacional y las alianzas entre partidos nacionales. No intervendrán los provinciales.
  • Dentro de cada partido (lema) pueden actuar varias expresiones internas (sublemas, es decir, líneas internas). Por ejemplo, ARI puede presentar tres o cuatro listas de candidatos para la primera vuelta. Y lo mismo pueden hacer los otros partidos.
  • Los afiliados de cada partido pueden formar cuantos sublemas deseen: basta con que treinta afiliados manifiesten, con un escrito ante la justicia electoral, la intención de participar como sublema del partido.
  • Las fórmulas de candidato a presidente y vicepresidente que presenta cada sublema son indivisibles. Es decir, no pueden combinarse, mediante un acuerdo, dos fórmulas.
  • Para saber quién ganó la elección hay que hacer dos cálculos.
  • En un primer momento, habrá que tener en cuenta cuántos votos totales sacó cada partido, para lo cual hay que sumar los que obtuvieron los distintos sublemas de cada partido.

    Como la Constitución, que prevé un mecanismo de doble vuelta, establecce que para ganar en la primera ronda la fórmula más votada debe alcanzar el 45 por ciento de los votos, o el 40 por ciento más diez puntos sobre la siguiente fórmula, en esta elección habrá que ver cuántos votos obtiene cada lema (partido) -no el sublema-.

    Si algún lema obtiene en la primera ronda ese porcentaje, automáticamente se convertirán en presidente y vicepresidente los candidatos del sublema más votado dentro de ese partido.

  • Si ninguno de los partidos (lemas) obtiene ese porcentaje de votos, habrá que realizar una segunda vuelta, el 31 de marzo.
  • La segunda vuelta

  • Pero, ¿quiénes van a la segunda vuelta? ¿Los dos sublemas más votados, aun cuando sean del mismo partido? ¿O los sublemas que pasan serán, necesariamente, representantes de dos partidos distintos?
  • Anteayer, algunos hombres del peronismo pensaron en imponer la primera alternativa. Un ejemplo hipotético: si en la primera vuelta el PJ es el lema más votado (y los lemas de Carlos Ruckauf y José Manuel de la Sota son las dos fracciones peronistas más votadas) y ARI sale segundo (con Elisa Carrió a la cabeza), aquellos dos pasarían a la segunda vuelta.

    Pero esta posición fue desechada, porque hubiese sido tachada de inconstitucional y le hubiese asegurado al peronismo, que probablemente será el lema más votado, el monopolio de la segunda ronda.

  • Por eso, la resolución votada por la Asamblea dice que en la segunda vuelta participarán, solamente, las fórmulas que representen a los "dos lemas más votados en la primera vuelta". Cada lema estará representado por su sublema más votado. A esas alturas, en marzo, si existiese segunda ronda, ya estaríamos frente a una campaña muy personalizada y polarizada.
  • Siguiendo el ejemplo anterior: a la segunda vuelta pasaría uno de los líderes del PJ (el del sublema más votado) y Carrió, aun cuando -en el ejemplo- ésta hubiese obtenido menos votos que los dos sublemas del PJ.

    Esto le abre las posibilidades electorales a otros líderes ajenos al PJ que en la primera vuelta hagan una buena elección. Por eso, es posible que hagan una campaña muy intensa.

  • La fórmula vencedora en la segunda vuelta será la que obtenga mayor número de votos afirmativos.
  • Con este procedimiento, que quizá no sea políticamente el mejor -porque se dispersan los votos en momentos en que el país necesita de consensos-, la Asamblea buscó solucionar la interna del peronismo sin apartarse demasiado de la Constitución.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.