Suscriptor digital

Comprueban en Misiones pistas y vuelos ilegales

(0)
24 de marzo de 2000  

POSADAS.- Después de dos años, la Fuerza Aérea volvió a desarrollar un operativo especial de control del espacio aéreo en Misiones, al que se bautizó Vigía II y que, en sólo tres días, comprobó más de 30 vuelos no identificados y al menos 15 pistas de aterrizaje nuevas ubicadas en esta provincia y en Corrientes.

Ayer, el ministro de Defensa, Ricardo López Murphy, acompañado por el jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Walter Barbero, permaneció buena parte de la jornada en esta ciudad para supervisar el operativo, del que participan aviones provenientes de las bases militares de Reconquista, Paraná, Morón, Villa Mercedes y Tandil.

El Vigía II se completa con personal en tierra y equipos de radares móviles instalados en los aeropuertos de Posadas e Iguazú.

En una rueda de prensa al término de la visita del ministro, el brigadier general Barbero explicó que estos ejercicios "son de rutina".

Negó que el objetivo principal sea únicamente determinar la existencia de pistas no declaradas, así como tampoco lo vinculó con el combate contra el contrabando en la delicada frontera del nordeste argentino.

"Forma parte del entrenamiento del personal y son similares a los que se realizan en otros puntos del país y todos los datos recogidos son elevados a la justicia federal, para su conocimiento", aclaró el jefe de la Fuerza Aérea.

Elogios

El ministro López Murphy, en tanto, elogió "el esfuerzo realizado por el personal de la Fuerza Aérea en una de las misiones vitales, que es el control aéreo".

El funcionario destacó que la tarea se realiza "dentro de las restricciones de medios que el país tiene, poniendo lo mejor de sí".

Durante una semana, sobre distintos pueblos misioneros sobrevuelan raudamente los interceptores de reacción Mirage III (dos de ellos hicieron ayer el trayecto entre Posadas e Iguazú en apenas diez minutos, a 1200 kilómetros por hora).

También forman parte del operativo varios aviones Pucará, helicópteros artillados Lear Jet y Guaraní dotados de cámaras fotográficas de alta precisión y un Boeing que cuenta con equipos que van informando sobre movimientos de aeronaves que ingresan en el país, con o sin la autorización pertinente.

A su vez, el responsable del comando de operaciones, brigadier Horacio Mir González, consignó que están afectados 208 hombres de la Fuerza Aérea en Posadas e Iguazú, además de las naves de combate que aterrizan y despegan desde ambos aeropuertos, en comunicación con los controles instalados en tierra.

Pistas ilegales

No se informó si el operativo en marcha incluye inspecciones y control del movimiento aéreo en la Triple Frontera y sobre pistas igualmente clandestinas que -se presume- han sido construidas en países vecinos.

Se estima que en Corrientes y Misiones hay unas 100 pistas "declaradas", es decir que cuentan con la autorización de la Región Aérea Nordeste.

Según se supo ayer, fueron detectadas algunas pistas ilegales que se encontrarían "camufladas" en terrenos selváticos de esta provincia.

"Las pistas se confunden en bañados y caminos", expresó Mir González al mostrar dos fotografías captadas desde el aire.

En cuanto a los aviones piratas, en su mayoría provenientes del Paraguay y bajo sospecha de transportar mercaderías de contrabando, pueden ser obligados a desviar su derrotero, tras ser previamente identificados.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?