Con la carga de la tragedia de Cromagnon

Gabriel Di Nicola
(0)
16 de abril de 2007  

Indignación y bronca. Esos son los sentimientos que dicen tener algunos de los padres de las víctimas de República Cromagnon por la candidatura de Aníbal Ibarra. El destituido jefe de gobierno se presentará en las elecciones del próximo 3 de junio como candidato a legislador. Pero la bronca de los familiares no es sólo con Ibarra, sino también con el candidato kirchnerista a jefe de gobierno, Daniel Filmus.

Los padres de las víctimas están dolidos frente a la alianza del ministro de Educación con Ibarra. "Con esta candidatura Ibarra muestra su peor cara: él está haciendo todo lo posible para zafar de la Justicia. Se presenta como candidato porque nos quiere decir «yo gané». Lo peor de todo es que Ibarra va al lado de Filmus, que dentro de todo parecía una persona seria. Cuando el Gobierno habla de que está en contra de la impunidad nosotros no le creemos porque tiene como aliado a Ibarra", explicó a LA NACION Nilda Gómez, madre de una víctima de Cromagnon y referente de la ONG Familias por la Vida, que se creó después de la tragedia de la disco de Once.

Gómez dijo que su agrupación estará en cada uno de los actos de Filmus e Ibarra para repudiar la candidatura de Ibarra. "En una reunión que tuvimos con Filmus le pedimos que no tuviera como aliado a Ibarra, pero la política es así", agregó la mujer.

"Ibarra es el responsable político de la tragedia de Cromagnon. Es aberrante e indignante que quiera entrar en la Legislatura. El 3 de junio la gente le tendría que decir no", aseguró.

Ricardo Righi también está indignado. "Estoy molesto. Ibarra no tiene cara", dijo este hombre, padre de otra víctima, y responsabilizó por la candidatura a los legisladores que lo destituyeron sin inhibirlo para ocupar cargos. "Los legisladores hicieron un trabajo a medias. La clase política lo salvó. La política es una mierda", arremetió Righi, que junto con Norma Bonomini y Luis Fernández, otros dos padres de víctimas, siempre tuvo un discurso virulento. Las palabras duras le valieron a Righi varias denuncias, entre ellas de la jueza de la causa, María Angélica Crotto.

Esta vez, Righi prefirió la calma. "Es verdad que fui violento. Ahora lo único que espero es que actúe la Justicia [por las causas judiciales que tiene el destituido jefe de gobierno]."

Mercedes Blanco perdió a su hijo Lautaro en el incendio de Cromagnon. Su hija Mailing, de 19 años, logró sobrevivir a la tragedia. Respecto de la postulación de Ibarra, Blanco afirmó: "Demuestra el grado de soberbia e inhumanidad que tiene. El no se siente responsable de lo que pasó, pero él fue destituido de la jefatura de gobierno por la responsabilidad que tuvo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.