Condena general a la represión antisubversiva

Se realizaron numerosos actos en todo el país; nueva autocrítica; Estela de Carlotto criticó a Brinzoni; repercusiones políticas
Se realizaron numerosos actos en todo el país; nueva autocrítica; Estela de Carlotto criticó a Brinzoni; repercusiones políticas
(0)
25 de marzo de 2000  

El golpe militar de 1976 contra el gobierno de María Estela Martínez de Perón fue recordado ayer en su 24º aniversario en múltiples actos de rechazo organizados por entidades de derechos humanos, gremios y partidos políticos.

El ex jefe del Ejército y teniente general (R) Martín Balza dijo que sintió "vergüenza" por lo ocurrido. Ello se interpretó como otra autocrítica militar, pero a título personal, por cuanto el 10 de diciembre último dejó de comandar la fuerza.

El 25 de abril de 1995, Balza formuló su primer mea culpa en relación con el combate a la subversión que desembocó en la desaparición de entre 8000 y 30.000 personas. Balza sostuvo que si en 1976 se hubieran convocado a elecciones nacionales se hubiera evitado el golpe y se hubiera descomprimido la crisis política; en cambio, dijo, se optó por un "terrorismo" de Estado para combatir la subversión.

En La Plata, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, anticipó que esa entidad le pedirá al presidente, Fernando de la Rúa, la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, "para volver a juzgar a los responsables".

Según Estela de Carlotto, el actual jefe del Ejército, general Ricardo Brinzoni, "está pagando sus propios desaciertos y Martín Balza lo manda al frente". Se refería al reconocimiento de Balza ante la Justicia de que la apropiación de niños no fue esporádica ni aislada, sino que obedeció a un plan sistemático, como se informa por separado.

Brinzoni había afirmado que no existen archivos de la represión ilegal y que no existió un plan sistemático de apropiación de bebes.

Diversas organizaciones de derechos humanos marcharon ayer desde la plaza del Congreso hasta Plaza de Mayo para condenar el golpe de Estado que encabezaron los ex militares Jorge Videla, Emilio Massera y Ramón Agosti.

La Asociación Madres de Plaza de Mayo realizó una jornada de protesta frente al Obelisco.

La CGT que encabeza Rodolfo Daer organizó un homenaje a los caídos por el golpe en la reunión del Comité Central Confederal.

Unánime rechazo

El candidato a jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Domingo Cavallo, opinó que "los golpes fueron la causa de todos los males que el país tuvo después" Su par de la Alianza, Aníbal Ibarra, dialogó sobre esa etapa histórica en la Escuela 18 de Villa Crespo, mientras que el postulante del PJ, Raúl Granillo Ocampo, hizo un minuto de silencio frente a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), en esta capital.

El ministro de Justicia, Ricardo Gil Lavedra, dijo que "el recuerdo de aquella época debe quedar en la memoria colectiva, porque la sociedad argentina no quiere retornar".

La ex subsecretaria de Derechos Humanos Alicia Pierini sostuvo que "hubo una dirigencia que primero golpeó las puertas de los cuarteles y después miró para otro lado mientras ocurrían las desapariciones".

El jefe del bloque del PJ, Humberto Roggero, señaló que "es necesario tener presente lo vivido durante los años de terror".

Para el titular de la CGT disidente, Hugo Moyano, "el objetivo del golpe era imponer un nuevo modelo económico de dependencia, como el que la Argentina está viviendo ahora. El mejor homenaje que podemos hacerles a los 30.000 desaparecidos es seguir luchando contra este modelo injusto, en el que los trabajadores pasan hambre".

Según Daer, "la CGT quiere profundizar la democracia, con la construcción del diálogo social. Queremos trabajo y salarios justos".

En Neuquén, unas 3000 personas se congregaron en el centro de la capital, frente a la sede del Comando de la Sexta Brigada de Infantería de Montaña. En tanto, en San Salvador de Jujuy, hubo un acto en el Parque de la Memoria y una marcha en la ciudad.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.