Confiado, Alberto Fernández siguió la negociación desde Olivos

El Presidente habla a diario con Guzmán y cree que el FMI postergaría los plazos de pago; "vamos bien", dijo
El Presidente habla a diario con Guzmán y cree que el FMI postergaría los plazos de pago; "vamos bien", dijo Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
25 de febrero de 2020  

El presidente Alberto Fernández siguió ayer "con tranquilidad" y desde la residencia presidencial de Olivos las reuniones de sus funcionarios en Washington, con la negociación de la deuda argentina como tema excluyente de la agenda común.

Más allá de hablar "todos los días" con el ministro de Economía, Martín Guzmán , el Presidente no pidió nada en particular para la reunión con los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI), Luis Cubeddu y Julie Kozak, según dijeron a LA NACION voceros oficiales.

"Vamos bien", es el latiguillo que escucharon ayer los funcionarios que visitaron al Presidente en Olivos desde bien temprano.

"Vamos en la dirección y los tiempos esperados", reiteraron cerca del Presidente, quien derivó en la prensa del Ministerio de Economía la difusión de los detalles de la gira de Guzmán. Detalles que, "como siempre", el ministro le comentó por teléfono al Presidente luego del cónclave. Cerca de Fernández confían en que, más allá de sus exigencias, el FMI "nos va a patear la deuda todo lo que necesitemos".

Sabedor de la dificultad que encierra la búsqueda de un acuerdo posterior con los bonistas privados, el Presidente transmite su convicción sobre los pasos que dan, no solo Guzmán, sino también el resto de los actores de la compleja negociación de la deuda. "Tranquilos. No hay que inquietarse ni ser ansiosos. Vamos bien", reiteró en las últimas horas Fernández, según sus dirigentes de confianza.

En la Casa Rosada hay una convicción: el gobierno de Donald Trump juega de manera directa y activa para favorecer un acuerdo entre la Argentina y el FMI. La reunión de anteayer de Guzmán con el secretario del Tesoro norteamericano, Steven Mnuchin, en Riad, y antes de viajar a Estados Unidos, es para el Gobierno una muestra más de ese apoyo. "Es impensable que todos estos gestos se hagan sin el aval de Trump", razonó otro dirigente cercano al Presidente, quien recuerda la frase "cuenten conmigo" que el presidente norteamericano expresó frente al embajador argentino Jorge Argüello.

Además de seguir las reuniones de sus funcionarios (Argüello mantuvo otro encuentro con el secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo), el Presidente estuvo presente en las redes sociales. Primero, para pedir disculpas a los organismos de derechos humanos, enojados por sus dichos en la despedida de un contingente militar hacia Chipre (ver aparte). Más tarde, para recordar que el plan Argentina contra el Hambre es "prioridad" de su gestión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.