Conflicto por un juez propuesto por Kirchner

No figuraba en la terna de candidatos
No figuraba en la terna de candidatos
Hugo Alconada Mon
(0)
28 de abril de 2004  

El Consejo de la Magistratura afrontará mañana su primer conflicto institucional con el presidente Néstor Kirchner desde que llegó a la Casa Rosada: será por el modo en el que postuló a un candidato santacruceño para el Poder Judicial .

El Gobierno propuso al fiscal de Cámara de Río Gallegos Ricardo Camutti para llenar la vacante abierta en un tribunal oral porteño. Pero, para los consejeros, la decisión 23/04 se tomó en forma irregular, vulnera las normas vigentes y en oposición a la Constitución nacional.

Kirchner pidió el acuerdo del Senado para que Camutti asuma en el Tribunal Oral Criminal N° 24 de la ciudad de Buenos Aires, aunque el actual fiscal general santacruceño figuraba quinto en el orden de mérito del concurso 60/01 y, por lo tanto, estaba fuera de la terna de selección original.

El Poder Ejecutivo sólo podría haber elegido a Camutti si antes hubiera comunicado a los senadores cuáles eran sus candidatos para otras dos vacantes abiertas: las obrantes en los tribunales N° 1 y 2, para los cuales habían sido ternados las actuales juezas Mónica Atucha y Cristina Bértola y el defensor oficial Luis Salas.

"El Ejecutivo se ha equivocado. Ha enviado al Senado el pliego de un candidato que no corresponde. Por tanto, la decisión (de Kirchner) no es nula, sino que es inconstitucional", comentó a LA NACION Luis Pereira Duarte, presidente de la comisión de Selección del Consejo.

Los artículos 99, inciso 4, y 114, inciso 2, de la Constitución determinan que las ternas elevadas por el Consejo al Ejecutivo son "vinculantes", es decir, que obliga al Gobierno a elegir entre los candidatos ungidos por los consejeros. Y Camutti no figura en la terna primaria, sino en la lista complementaria.

Pero este primer enfrentamiento institucional con el Consejo se produce, en realidad, después de que el Gobierno anunció su proyecto para unificar los fueros criminales en la Capital Federal, propuesta que se contradice con el principio de especialidad que impulsan los consejeros desde hace años.

Pero en este caso, las objeciones son puntuales. "Según al reglamento del Consejo y más allá de sus sobrados méritos, Camutti figura en la lista complementaria elevada al Ministerio de Justicia", explicó a LA NACION el anterior titular de la comisión de Selección del Consejo, Eduardo Orio. "Por tanto, el Gobierno sólo podía elegirlo en última instancia y para el tercer tribunal", detalló el consejero.

La primera terna que debió llegar al Senado correspondía al Tribunal Oral Criminal N° 1 porteño, para el cual la Casa Rosada debería haber optado entre Atucha, Bértola y Salas.

Luego, con los dos candidatos no seleccionados para ese tribunal, más Daniel Cisneros, cuarto en el orden de mérito -primero en la lista complementaria-, debería haberse postulado al candidato para el Tribunal Oral Criminal N° 2.

Y entonces sí, con los candidatos no seleccionados para esas dos vacantes, más Camutti, el Gobierno debió elegir al postulante para el Tribunal N° 24. "El Poder Ejecutivo actuó erróneamente porque lo hizo como si todos los nombres hubieran figurado en una sola lista", deslizó el consejero Beinusz Szmukler, integrante de la comisión que activó el alerta. "Creo que el Gobierno debería reconsiderar su decisión o ser revocada por el Senado", completó.

Por lo pronto, la Comisión de Selección aprobó por unanimidad la semana última un dictamen rechazando la decisión oficial y recordando las pautas normativas vigentes. Pasado mañana será votada por el plenario del Consejo, que definirá cómo comunicar su malestar al Ejecutivo.

Camutti supo del conflicto institucional que generó la elevación de su pliego al Senado al ser consultado por LA NACION. "Es una novedad para mí. Tenía entendido que el Ejecutivo iba a elegir a Atucha, a Salas, si él no optaba por pelear uno de los juzgados federales (de Comodoro Py), y a mí", explicó desde Río Gallegos.

También defendió su candidatura. De acuerdo con los registros del Consejo, el jurado lo había ubicado segundo en la lista y luego la comisión de selección lo bajó al tercer puesto, pero tras las entrevistas personales, la misma comisión lo bajó al quinto puesto, en el que finalmente quedó tras la votación del pleno del Consejo. "Ni tomaron en cuenta todos mis antecedentes tras 23 años en la Justicia, pero respeto la decisión de los consejeros", comentó ayer.

Camutti desmintió, además, cualquier sospecha sobre hipotéticos vínculos tejidos entre él, Kirchner y el entorno presidencial por su común residencia en Río Gallegos. "Nadie puede siquiera insinuar algún tipo de vinculación política. Soy independiente y todos en Santa Cruz me conocen por eso. Nunca hablé siquiera un minuto con Kirchner y si de algo me jacto es que nunca tuve una sola relación política o social de conveniencia", se defendió.

"El único amigo de la política que tengo es Icazuriaga (Héctor, jefe de la SIDE), a quien conocí durante la `colimba´ y sólo por ese motivo. Y quiero recordar que el concurso comenzó en 2001 y pasé las etapas de selección antes de que se celebraran las elecciones presidenciales", recordó.

Pereira Duarte descartó la hipótesis de un "traspapelamiento" de los pliegos de Atucha y Salas en la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia, con los que la nominación de Camutti sería válida. "Por más traspapelamiento en el Ejecutivo que haya, el pedido de acuerdo (de Camutti) es inconstitucional y el resto de los candidatos puede sentirse agraviado", recordó.

Más allá de las objeciones del Consejo, el Senado analizaría el pliego cuestionado en la audiencia fijada el 3 de junio próximo.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.