Conmoción en el ámbito político por la muerte del gobernador

Dirigentes del oficialismo y la oposición se mostraron consternados por el confuso episodio que terminó con la vida de Carlos Soria; "Nos unía una gran amistad y aprecio", dijo Duhalde
(0)
1 de enero de 2012  • 21:26

Luego de que el cuerpo de Carlos Soria fuera hallado sin vida en su chacra ubicada en las afueras de General Roca, representantes de distintos sectores políticos mostraron su consternación y estupor por la muerte del gobernador de Río Negro.

"Quedé consternado por la noticia. Para mí y mi esposa era un hombre muy querido, de carácter y muy trabajador. Nos unía una gran amistad y aprecio. Era un hombre de confianza para nosotros", afirmó el ex presidente Eduardo Duhalde.

El senador nacional Miguel Pichetto y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, se trasladaron a la provincia para interiorizarse de los acontecimientos que terminaron con la vida del mandatario.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, conmocionado, dijo en Mar del Plata que no "podía creer" la trágica muerte de Soria a quien describió como "un gran militante peronista", y lo calificó como "un luchador de la política".

"Era un hombre al que conocía mucho, porque fuimos compañeros en la Cámara de Diputados", añadió Scioli al recordar que le tocó "compartir hace pocas horas con él y con colegas gobernadores una decisión muy importante de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) sobre el refinanciamiento de las deudas provinciales".

"Le pregunté cómo estaba -prosiguió el gobernador- y me contestó que `después de tantos años de luchar tengo finalmente esta oportunidad de ser gobernador de mi provincia, con las dificultades que estaba enfrentando por las cenizas volcánicas, especialmente en una ciudad emblemática para todos los argentinos como Bariloche, que ahora se estaba recuperando de ese problema; y además estaba preocupado por la sequía".

Por su parte, el gobernador de La Rioja, Luis Beder Herrera, se mostró profundamente dolido por el suceso, resaltó la "militancia y experiencia en el campo de la política" del mandatario rionegrino y pidió que "el caso sea rápidamente esclarecido y que sus seres queridos encuentren resignación en Dios, en estas horas tan difíciles".

En Río Gallegos, el gobernador Daniel Peralta, se mostró "consternado" por la muerte de su par de Río Negro, al que calificó como un "gran dirigente que supo recuperar una provincia para las filas del peronismo".

"Lamento mucho la pérdida del compañero gobernador Carlos Soria. Hace mucho que lo conocía, era una gran persona, un compañero peronista de ley a secas. Un luchador incansable y una gran dirigente que supo recuperar una provincia para las filas del peronismo", destacó el gobernador santacruceño.

En La Pampa, Oscar Mario Jorge, consideró la muerte de su par rionegrino como "una pérdida irreparable", y agregó que "las trágicas circunstancias de su muerte, no hacen más que agigantar el sentimiento de tristeza y de dolor".

En tanto, el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, dijo que vivió "con estupor la lamentable noticia de la desaparición de un dirigente político tan importante como el gobernador Calos Soria, que era un compañero y un verdadero amigo".

En Formosa, el gobernador Gildo Insfrán hizo público su pesar por el "amargo" acontecimiento y expresó que "hoy nos une la oración en memoria del político, del militante y del amigo que nos ha dejado aunque quedó como legado su ejemplo de luchador incansable por los ideales doctrinarios del justicialismo, la felicidad de sus compatriotas y la grandeza de su amada Argentina".

A su turno, el mandatario de Santa Fe, Antonio Bonfatti, expresó sus condolencias a la familia de Soria y consideró que "en este difícil momento se hace necesario unirse como pueblo para asegurar la continuidad de las instituciones democráticas".

Debido a la sensibilidad del tema esta nota está cerrada a comentarios

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.