Consensuarán el temario legislativo

Duhalde accedió a debatir con legisladores de diversos bloques los temas que habilitará para las sesiones extraordinarias El Gobierno lo resolvió tras reunirse con senadores y diputados Pretenden evitar que el Congreso se autoconvoque Sin acuerdo por las ejecuciones hipotecarias
(0)
26 de noviembre de 2002  

El presidente Eduardo Duhalde accedió ayer a consensuar con los bloques de senadores y diputados peronistas, radicales y de los partidos provinciales el listado de temas que el Poder Ejecutivo habilitará para debatir en el período de sesiones extraordinarias del Congreso, que se iniciará el primer día del mes próximo.

El acuerdo se alcanzó luego de una serie de reuniones en las que el jefe del Estado escuchó el reclamo de los legisladores para que se tomara en cuenta la opinión del Congreso a la hora de la redacción del decreto de convocatoria, cuyo contenido anticipó LA NACION en su edición de ayer.

"El Presidente se comprometió a incluir las propuestas de los bloques peronistas, de la UCR y de los partidos provinciales para las extraordinarias", confirmó un vocero del presidente provisional del Senado, Juan Carlos Maqueda (PJ-Córdoba).

La decisión de consensuar el temario de extraordinarias se tomó en una reunión celebrada ayer en la Casa de Gobierno de la que también participaron, además de Duhalde y Maqueda, los senadores José Luis Gioja (PJ-San Juan), Miguel Angel Pichetto (PJ-Río Negro), Jorge Yoma (PJ-La Rioja) y José Luis Barrionuevo (PJ-Catamarca), y el titular de la Cámara baja, Eduardo Camaño (PJ-Buenos Aires).

Según pudo saber LA NACION, los senadores peronistas plantearon a Duhalde que la única forma de evitar que el Congreso autoprorrogara las sesiones ordinarias, tal como pretenden el menemismo y algunos partidos provinciales, era acceder a abrir la discusión del temario con los diferentes bloques políticos de ambas cámaras.

"Nosotros apoyamos esta medida el año pasado, así que ahora no nos podemos negar", recordó Yoma al jefe del Estado que, como senador, había votado ese proyecto.

Precisamente, la decisión de autoprorrogar las sesiones ordinarias que el Congreso votó el 19 de diciembre del año pasado fue uno de los hechos que colaboraron en la agudización de la grave crisis que terminó con la renuncia de Fernando de la Rúa a la presidencia de la Nación.

Ejecuciones

En tanto, la posibilidad de que el cronograma electoral y la renuncia de Duhalde, aprobados la semana pasada por el Senado, sean tratados mañana por la Cámara baja volvió a quedar en suspenso al fracasar la nueva ronda de negociaciones entre el Poder Ejecutivo y los representantes del Ministerio de Economía con los diputados del PJ y la UCR por la suspensión de las ejecuciones hipotecarias.

Según confiaron fuentes gubernamentales, la reunión celebrada ayer en el Ministerio del Interior se estancó por la insistencia de la UCR en pedir que el proceso de mediación sea de carácter judicial y no que se desarrolle sólo a nivel de los ministerios de Trabajo y de la Producción, como propone Economía.

El empantanamiento de las discusiones quedó demostrado por el silencio que se impusieron los diputados Horacio Pernasetti (UCR-Catamarca) y Margarita Stolbizer (UCR-Buenos Aires), tras la conclusión del encuentro en la Casa Rosada.

La actitud que adoptaron ambos legisladores -que no hicieron declaraciones y apagaron sus teléfonos celulares- contrastó con el optimismo que pretendieron transmitir al término de la reunión los peronistas Diego Santilli (PJ-Capital) y Omar Becerra (PJ-Tierra del Fuego).

"Vamos en camino de un consenso; la negociación está encaminada", afirmó Becerra en declaraciones periodísticas, aunque cuando se le preguntó cuál sería la base del acuerdo se negó a brindar mayores precisiones.

Propuesta

Lo novedoso de las negociaciones desarrolladas ayer fue la intervención del Senado, más precisamente del bloque peronista, que acercó una propuesta de solución al problema de las ejecuciones.

Se trata de un proyecto del senador Marcelo Guinle (PJ-Chubut), que prevé una instancia de conciliación que faculta a los jueces a redefinir el monto adeudado sobre la base del valor real y actual del bien hipotecado, reformular el plazo de pago y los intereses aplicables y, si pese a ello aún fuese imposible el cumplimiento, establecer la forma de resolución del contrato.

La iniciativa fue presentada por la conducción del bloque de senadores peronistas al presidente Duhalde, quien a su vez se la entregó al jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, y al ministro del Interior, Jorge Matzkin, representantes del Poder Ejecutivo en la negociación con la Cámara baja.

En ese sentido, fuentes oficiales aseguraron que el secretario de Hacienda, Guillermo Nielsen, se llevó el proyecto de ley para estudiar su viabilidad y dar la opinión del Ministerio de Economía cuando hoy al mediodía se reanuden las discusiones con los diputados.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.