Consideran resuelto el caso con el arresto de los principales sospechosos

Fue atrapado en Paysandú el presunto autor de los disparos, mientras que su cómplice cayó en Entre Ríos, cuando intentaba acercarse a la zona fronteriza
Gabriel Di Nicola
(0)
11 de mayo de 2019  

Luego de las detenciones de Juan Jesús Fernández, de 42 años, y de Juan José Navarro Cádiz, de 25, las autoridades dieron por esclarecido el ataque a balazos ocurrido anteayer en la Plaza del Congreso, donde murió Miguel Yadón, funcionario y amigo del diputado Héctor Olivares (Cambiemos-La Rioja), que está internado en grave estado. Esos disparos habían generado una fuerte conmoción política al saberse que una de las víctimas era un legislador, pero la investigación se orientó casi de inmediato hacia una venganza por motivos personales y se estableció que el blanco había sido Yadón. Un arma encontrada en un departamento será peritada para establecer si fue utilizada en el crimen.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ratificó ayer que esa línea de trabajo permitió dar con los responsables, incluidos los dos sospechosos que fueron filmados por las cámaras de seguridad de la zona del crimen. "Todos los involucrados en el ataque al diputado Olivares y a Yadón están detenidos, a un día de haberse cometido el delito, gracias al impresionante trabajo de las fuerzas de seguridad", sostuvo el presidente Mauricio Macri. Y agregó: "El esclarecimiento rápido del caso y la detención de los sospechosos es un resultado claro de las bases sentadas estos años".

Los investigadores señalaron que el detenido Navarro Cádiz habría sido el responsable de efectuar los disparos contra Yadón y Olivares. Ese hombre fue atrapado en la ciudad uruguaya de Paysandú. Son seis los arrestados por el ataque en Congreso.

"Se realizó un trabajo de inteligencia criminal en el que se analizaron todos los contactos y se llegó a identificar que era un clan mafioso que había planificado este hecho", sostuvo la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, en una conferencia de prensa.

Navarro Cádiz fue detenido por personal de Interpol en Paysandú, en Uruguay. Cruzó al país vecino por el Puente Internacional Colón-Paysandú ayer, a la 1.49.

Juan Navarro Cadiz
Juan Navarro Cadiz

Fuentes de la Dirección Nacional de Migraciones confirmaron que Navarro Cádiz cruzó a Uruguay porque en la base de datos no existía en ese momento ninguna restricción para su egreso ni pedido de captura. Su nombre fue conseguido por los investigadores policiales un poco después de las 3, tras conversaciones con allegados al clan.

Fernández, en tanto, fue apresado por la policía de Entre Ríos ayer, a las 8.40, cuando circulaba por la avenida principal de Concepción del Uruguay en un Renault 19 conducido por Miguel Navarro Fernández, el padre del presunto tirador, según explicaron a LA NACION fuentes oficiales.

Fernández, dueño del Volkswagen (VW) Vento gris desde donde dispararon a las víctimas, habría pasado la noche en un bungalow de Concepción del Uruguay. Los investigadores sospechan que su plan era viajar hacia Uruguay y no descartan que hubiese planeado seguir viaje a Brasil e incluso a España.

El Volkswagen Vento involucrado en el ataque
El Volkswagen Vento involucrado en el ataque

Según fuentes oficiales, anteanoche los investigadores tenían intervenidas varias líneas telefónicas del "clan familiar" y advirtieron que Fernández se movía por Entre Ríos con el celular de un pariente. Además, una llamada anónima al número de emergencias 101 puso en alerta a la policía de Entre Ríos de que el sospechoso estaba en la zona de Concepción del Uruguay.

Frente a la fiscal

"Con el dato de que Fernández podía estar en Concepción del Uruguay, la Policía de Entre Ríos organizó un control vehicular para evitar que el sospechoso saliera del país", explicó una fuente del Ministerio de Seguridad. Ayer a la tarde fue trasladado hacia la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA) y en las próximas horas será indagado por la fiscal Estela Andrades y el juez Mariano Iturralde, funcionarios judiciales a cargo de la investigación del asesinato de Yadón y las lesiones graves sufridas por el diputado Olivares.

Además de Juan Jesús Fernández y de Navarro Cádiz hay otros cuatro detenidos que, en principio, solo están acusados de encubrimiento: Stefanía Fernández Cano (hija del propietario del Vento), Luis Cano, Rafael Cano Carmona y Miguel Navarro Fernández.

"Con las cámaras de seguridad, la impunidad no tiene lugar en la ciudad de Buenos Aires", sostuvo el vicejefe de gobierno porteño, a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli. Para el funcionario de la Ciudad resultó "clave" que se pudiese observar la secuencia del crimen en una grabación, ya que eso sirvió para descartar en forma rápida potenciales móviles políticos.

La ministra Bullrich afirmó, por su parte, que la principal hipótesis es que todo ocurrió como consecuencia de un "conflicto personal". La posibilidad de un ataque político quedó descartado de plano.

Un experimentado investigador sostuvo que, según la versión de una persona que conoce al "clan familiar", todo habría surgido por "un conflicto en la relación sentimental que tenían Stefanía Fernández Cano y Yadón".

Yadón
Yadón

"Para el 'clan familiar' en cuestión era un código de honor o de sangre resolver el conflicto sentimental de la joven. Planificaron el ataque de forma torpe, pero lo ejecutaron como lo habían planeado", dijo a LA NACION un calificado investigador.

El abogado Ramiro Rua, que representa a la joven y a su padre, aseguró que no existía relación entre sus clientes y la víctima mortal. Además, el letrado afirmó que Juan Jesús Fernández fue llevado engañado hasta la escena del crimen. "Mi cliente es una víctima", sostuvo Rúa en declaraciones a C5N.

Para los investigadores, en cambio, el ataque fue premeditado y se comenzó a preparar el martes pasado. Anoche se hicieron allanamientos en Montevideo 76 y en Virrey Cevallos 215, en el barrio de San Nicolás. En la propiedad de Navarro Cádiz en la calle Montevideo se encontró una pistola calibre 40, similar a la usada en el ataque

Anteanoche, detectives de la Policía de la Ciudad allanaron el departamento donde vive Stefanía Fernández Cano en Monserrat y secuestraron una campera que el día del ataque habría usado su padre y, según fuentes policiales, tenía restos de pólvora. Con los arrestos y las pruebas encontradas, uno de los políticos que siguió de cerca esta pesquisa fue concluyente: "El 95% del caso está resuelto".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.