Para la Justicia, hubo errores muy grandes en el escrutinio

El juez Blanco recibió las denuncias de la oposición y cuestionó que Randazzo las haya desestimado
Jesús Cornejo
(0)
26 de agosto de 2011  

LA PLATA.- El juez federal Manuel Blanco, con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires, afirmó ayer que hubo "errores muy grandes" en el escrutinio provisorio de las elecciones primarias abiertas.

El magistrado lanzó serias advertencias que empañan la transparencia del recuento de votos sólo 24 horas después de que el ministro del Interior, Florencio Randazzo, minimizara las denuncias de varios sectores de la oposición, que cuestionan el escrutinio provisional, y a las que había calificado como una "chantada".

Luego de una reunión con representantes de la oposición que integran la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados de la Nación, que ratificaron sus denuncias por irregularidades en el escrutinio, Blanco dijo que los telegramas con los resultados de cada mesa se han llenado muy mal en muchos casos. "Los errores son muy grandes para todas las fuerzas políticas. No creo que sea un intento de fraude porque la metodología utilizada habría sido muy burda. Se puede ser pícaro, pero no animal", dijo el juez, en diálogo con LA NACION, luego de recibir en los tribunales federales de esta ciudad a los diputados Gustavo Ferrari (Peronismo Federal), Graciela Camaño (Bloque Peronista), Federico Pinedo (Pro) y Patricia Bullrich (Coalición Cívica).

Los legisladores de la oposición le solicitaron al juez que disponga mayores controles en las próximas elecciones generales del 23 octubre: concretamente, le pidieron que la justicia electoral auditara el escrutinio provisorio, actualmente a cargo del Ministerio del Interior. El magistrado respondió que no podrá hacerlo, ya que la ley no lo contempla.

Blanco dijo que no está de acuerdo con la apreciación que hizo el ministro del Interior sobre el escrutinio provisorio del 14 del actual. "En esta materia, discrepo en muchísimas cosas con el señor Randazzo. Si ganaron con tanta diferencia podría haber bajado los decibeles, en vez de ser tan duro con las denuncias que presentó la oposición", dijo, sorpresivamente, el magistrado.

Randazzo había acusado de "mediocres" e "irresponsables" a los dirigentes de la oposición que presentaron denuncias. "Puede haber alguna diferencia, pero muy poco, en un 1%", sostuvo el funcionario. Y disparó: "Es absolutamente una «chantada» de las que nos tienen acostumbrados todos los días los medios de comunicación con algunos pseudodirigentes políticos".

Según el juez Blanco, el único escrutinio válido es el que hace la justicia electoral. "El escrutinio que hace el Ministerio del Interior con una empresa privada es provisorio y no tiene ninguna validez", afirmó.

Para ejemplificar los errores cometidos, el magistrado graficó: "Que un candidato, por ejemplo Fernández, tenga en el listado de las actas 40 votos a diputado nacional, 40 votos a intendente y ninguno a gobernador o presidente, eso está mal llenado, es evidente. No puede haber habido un corte de boletas tan grande".

El juez ya había advertido sobre posibles irregularidades durante la presentación de las boletas ante los apoderados de los partidos, al mostrar adulteraciones en los telegramas de citación a los presidentes de mesa.

Al ser consultado por LA NACION sobre cómo se garantizará la transparencia de las elecciones del 23 de octubre, Blanco fue contundente: "Llevo 20 elecciones y en ninguna hubo problemas. La gente tiene que estar tranquila. En 2009, la oposición ganó y no se dijo nada. Ahora, y como siempre, vamos a garantizar que se celebren unas elecciones limpias".

Transparencia electoral

Tras el encuentro con el magistrado, los diputados nacionales comentaron que Blanco les explicó que sería "imposible" abrir las urnas para realizar un nuevo conteo de votos. El plazo para concluir el escrutinio definitivo y proclamar los candidatos vence el 3 de septiembre.

Los principales dirigentes de la oposición denunciaron irregularidades el mismo día de los comicios. De Narváez dijo que había anomalías en 300 escuelas bonaerenses. Bullrich puso en duda que hubiera casi 800.000 votos en blanco. Sin embargo, sólo el duhaldismo pidió a la Justicia que se abrieran 1000 urnas por "errores e irregularidades".

"Hay preocupación por el escrutinio provisorio, efectuado sin control judicial alguno por el Ministerio del Interior, que es juez y parte en la elección", cuestionó Ferrari, al advertir que esa cartera gasta $ 143 millones en un día para realizar el escrutinio provisorio, junto con el Correo y la empresa privada Indra. "Esto no puede seguir así", se quejó.

Blanco reconoció que recibió otras propuestas informales para suspender las elecciones del 23 de octubre. "Sería una locura. El país y la provincia se quedarían sin presidente y gobernadores. Yo siempre dije que las primarias eran un muestreo, más que una interna. Ahora, vendrán las verdaderas elecciones", sostuvo.

Y concluyó: "La forma en que se desarrollen las elecciones de octubre será similar a la de las primarias. Pero será mucho más simple la documentación que manejarán las autoridades de mesa y los fiscales, porque deberán llenar menos casilleros".

En voz alta

"Los errores son muy grandes y afectan a todas las fuerzas políticas."

"No creo que sea un intento de fraude. Hubiera sido muy burdo. Se puede ser pícaro, pero no animal."

Manuel Blanco

JUEZ FEDERAL DE LA PLATA

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.