Viviendas sociales. Presión de Schoklender para que lo sobresean