Continúa en grave estado el joven que fue baleado en Junín

Lo afirmó su hermana, Liliana Bustos, quien pidió que "se sepa la verdad” de los hechos que sucedieron en la protesta frente a la casa de la diputada justicialista Mirta Rubini donde fue baleado el joven
(0)
27 de enero de 2002  • 10:27

Antonio Bustos, el joven de 21 años que fue baleado el miércoles último tras una marcha frente a la casa de una diputada del PJ de Junín, continuaba esta mañana en estado muy grave, según afirmó su hermana, Liliana Bustos.

La hermana del joven reclamó hoy que "se sepa la verdad" de los hechos que terminaron con Antonio Bustos, baleado en el estómago presuntamente con un disparo de escopeta que habría salido desde el interior de la casa de la diputada justicialista Mirta Rubini, en Junín.

"Caiga quien caiga, se tiene que saber la verdad de las cosas. Están todos los videos que marcan el momento del impacto, hasta las radios tienen el impacto primero y después los desmanes, mi hermano ni siquiera estaba cerca", relató Liliana. La mujer dijo hoy a una radio porteña que el estado de Antonio "es reservado" y contó que "recibió un balazo de escopeta que entró por el costado de su brazo, se desvió hacia el abdomen y tomó el brazo" por lo que "tiene comprometido el hígado, el baso, un pulmón, el diafragma, le voló parte de las costillas, estómago casi no tiene y (afectó también) el intestino".

Asimismo, Liliana Bustos desmintió las declaraciones de la diputada Rubini, quien sostuvo que el disparo que hirió a Antonio Bustos desde su casa, se produjo cuando manifestantes enardecidos ingresaron a la vivienda para incendiarla.

"El único delito de Antonio fue no tener trabajo. Fue como cualquier chico a una manifestación, ni siquiera estaba en el grueso de la manifestación, estaba en un costado, parado, esto fue un desastre", señaló Bustos.

La hermana de la víctima contó que según las conclusiones de los testigos del hecho, "la agresión (de la gente), todo el mundo dice lo mismo, comienza después que le tiran el tiro a Antonio". "Hasta ese momento estaba todo pacífico, la policía no había actuado porque era todo pacífico, no tenía porqué reprimir", señaló la mujer.

Por último, Bustos pidió que en la investigación de lo sucedido "no se mezcle la parte de la justicia con la política", porque la diputada Rubini "es una persona con poder", dijo.

Fuente: DyN

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?