Contraataque del Gobierno por las testimoniales, a la espera del fallo judicial