"Corach repartía dinero"

Afirmación: el ex juez federal Dalla Fontana dijo que en la Justicia se sabía que el ex ministro del Interior pagaba a magistrados.
Afirmación: el ex juez federal Dalla Fontana dijo que en la Justicia se sabía que el ex ministro del Interior pagaba a magistrados.
(0)
21 de marzo de 2000  

SANTA FE.- Raúl Dalla Fontana, ex juez federal de esta capital hasta 1996, admitió que el ex ministro del Interior y actual senador nacional Carlos Corach "repartía dinero entre algunos jueces federales amigos".

"De eso me enteré estando en un congreso de jueces federales invitados por (Eduardo) Duhalde, que se realizó a mitad de 1996 en el hotel Hermitage, de Mar del Plata. Ahí se decía, y después algunos lo comprobaron, que Corach entregaba sobres con dinero a algunos jueces. ¿Qué podía pensar yo? Que era para una Justicia mejor...", ironizó el ex magistrado en un diálogo con La Nación .

Dalla Fontana calificó a ese hecho como "una barbaridad", pero reconoció que, a la vez, "me permitió cambiar de opinión en algunas cosas. Hasta ese momento creí que lo que decía (Domingo) Cavallo sobre Corach o lo que calificaba como mafia judicial era una chantada. Pero cuando apareció el tema de la servilleta de Corach ya no tuve dudas", enfatizó.

"No, yo no recibí nada. Eran aportes individuales que, se decía, realizaba Corach para algunos jueces. No sé qué destino tenía ese dinero; algunos insinuaban que era para el nombramiento de algunas personas en la Justicia", repitió Dalla Fontana.

"No había lugar para mí"

El ex magistrado confió que "ahí mismo terminé por darme cuenta de que ya no había un lugar para mí en la Justicia. Se lo digo con todas las letras: me cansé, me harté y me fui".

Dalla Fontana, que se desempeñó al frente del juzgado federal de Santa Fe durante ocho años, afirmó: "Nunca lo quise decir, pero a mí me pidieron que volviera a la Justicia. Fue el ex gobernador chaqueño Deolindo Bittel el que intercedió para que aceptara la designación, porque de lo contrario llegaría a juez un abogado local (Rubén Cardozo, ya fallecido), que luego fue embajador en Paraguay y no pagaba los trajes".

Tampoco ahorró críticas para Víctor Brusa, el suspendido juez federal de esta ciudad, actualmente juzgado en el Consejo de la Magistratura por desprestigio judicial. "Nunca debió llegar a ser juez. Lo propusieron (Luis) Rubeo y (Liliana) Gurdulich cuando eran senadores. Tenía el aval de un sector del Ejército, porque él había tenido afinidad con los militares. Yo mismo le decía: a vos te conviene seguir como secretario. Cuando llegues a juez te van a recordar el pasado y vas a terminar escrachado. No me equivoqué."

Vinculó su distanciamiento de Brusa (cada uno tenía a su cargo un juzgado federal de esta capital) a cierta posición que éste adoptó en el caso Fendrich. "El tomó a mal que yo le haya entregado al fiscal, encontrándome de turno, una grabación de un programa radial que conducía Samuel "Chiche" Gelblung, en el cual un director del BancoNación admitía que lo que Fendrich se había llevado no eran tres, sino ocho millones de pesos."

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.