Córdoba no fue ajena a las refriegas callejeras

De la Sota criticó al gobierno nacional
(0)
20 de diciembre de 2001  

CORDOBA.- El desborde social hizo su aparición en la capital mediterránea. Entre la media tarde y la noche se produjeron saqueos y una docena intentos de ataque a supermercados. En varias ocasiones la policía reprimió con dureza. En algunos lugares hubo utilización de armas de fuego.

Como consecuencia de las refriegas varias personas y policías resultaron heridos: el caso más grave era el de un niño que fue impactado por una bala y anoche estaba internado en terapia intensiva en un hospital de la ciudad.

Cerca de la medianoche había focos de tensión en varios lugares. La policía estaba aprestada y con órdenes de intervenir para impedir eventuales asaltos.

Cuando a media tarde los episodios comenzaban a cobrar entidad, el gobernador José Manuel de la Sota, en declaraciones telefónicas que formuló a Radio Universidad desde la Capital Federal, dijo que se estaba asistiendo a "una anarquía total en el país" la que remitió al hecho de que "nunca ha habido tanto vacío de autoridad presidencial". "Y esto se suma a miles de familias hambrientas que están asaltando comercios fundidos para comer", apuntó.

Llamado a la calma

En un esfuerzo por poner freno a los asaltos de locales, el mandatario aseguró que en Córdoba "no hace falta que nadie vaya a tomar alimento por su propia mano", pues "es suficiente que lo pida, que el Ministerio de la Solidaridad le va a dar todo lo que necesite".

No obstante la exhortación del gobernador, los ataques recrudecieron en las últimas horas. En la mayoría de los casos el ingreso en los comercios no llegó a concretarse por la acción policial. En algunos casos los grupos entraron a los locales y tomaron mercadería.

El más serio de los episodios ocurrió en Barrio Guiñazú, cuando vecinos de barriadas humildes se concentraron en las adyacencias de un supermercado Cordiez. Allí sobrevino uno de los primeros choques de la tarde: la policía reprimió con disparos de balas de goma la tentativa de una treintena de personas de abalanzarse sobre la persiana metálica del negocio para forzarla.

Luego, los efectivos se internaron en el barrio para disolver a los vecinos que se reagrupaban. En ese sector fue herido en un costado del cuerpo un niño de aproximadamente 10 o 12 años. En medio de la confusión, los familiares y un equipo de periodistas de Canal 12 consiguió que los policías atendieran al chico.

Otros de los lugares dónde se produjeron incidentes o demandas de alimentos fue en un centro de atención municipal de Guiñazú, en un supermercado Cordiez de barrio San Vicente, en el Hiper Wal Mart de Barrio Talleres, un Mini Sol de barrio Parque Liceo, un local de Disco de Plaza de las Américas y una sucursal Spar en Fragueiro al 3500, entre otros. Muchos negocios cerraron preventivamente sus puertas antes del horario habitual.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.