Córdoba ya firma el pacto; Santa Fe, no

(0)
30 de junio de 2002  

La provincia de Córdoba firmará esta semana el acuerdo fiscal definitivo con la Nación (ya había rubricado un acta de intención), por el que se compromete a reducir su déficit en un 60%. La decisión fue comunicada anteayer por el gobernador interino, Hernán Olivero, y el ministro de Finanzas, Juan Schiaretti, al ministro del Interior, Jorge Matzkin. Este informó acerca de la novedad a Roberto Lavagna, y el titular de Economía, en ese momento en Washington, pudo transmitírsela al director del FMI, Horst Köhler.

La provincia y la Nación acercaron posiciones sobre la proporción del déficit de la Caja de Jubilaciones cordobesa que será absorbido por la administración central, uno de los puntos que hasta ahora habían impedido llegar a un acuerdo. El rojo previsional ronda los $ 240 millones anuales y constituye más de la mitad del déficit provincial, que en 2001 llegó a $ 419 millones. Si se elimina aquel desequilibrio, Córdoba prácticamente habrá cumplido con el compromiso del acuerdo.

La situación es bien distinta en Santa Fe, la otra provincia grande que hasta ahora sólo firmó una carta de intención para llegar a un acuerdo con el gobierno nacional.

La firma del pacto sigue supeditada en este caso a que el gobierno de Eduardo Duhalde resuelva cancelar la deuda presupuestada y comprometida con este Estado (unos $ 400 millones) o destrabe el desembolso de un crédito del Banco Mundial, interrumpido desde que el país se declaró en default.

Para el ministro de Hacienda, Juan Carlos Mercier, “la situación se torna cada vez más complicada y no hay razones para no tener una respuesta favorable, porque (pagar las acreencias) está previsto en el presupuesto nacional”.

Mercier explicó que “el Estado nacional no ha hecho llegar ninguna alternativa a lo que en el preacuerdo el gobernador Carlos Reutemann había solicitado”, enfatizó.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?