Polémica. Cornejo le baja el tono al intento de reformar la Constitución local