Coronavirus en la Argentina: la Provincia anula una compra de respiradores y le reclama $124 millones a una empresa

Kicillof y Gollán compraron los respiradores pero ahora demandan a la empresa
Kicillof y Gollán compraron los respiradores pero ahora demandan a la empresa
Iván Ruiz
Hernán Cappiello
(0)
2 de julio de 2020  • 16:01

Cuando apenas comenzaba la cuarentena, el Gobierno bonaerense decidió equiparse con la compra de respiradores artificiales para atender los casos más agudos que podían llegar por el coronavirus. En ese marco, el Ministerio de Salud de la provincia desembolsó $124 millones pertenecientes a un fondo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como adelanto para adquirir 200 respiradores. Pero al día de hoy, los respiradores nunca llegaron.

El Gobierno bonaerense le compró los respiradores a la empresa Aeromedical SA, un proveedor estatal que también le vendió al Ministerio de Salud nacional y que, hasta el momento, no había registrado inconvenientes con otros productos como respiradores y mamelucos, informaron fuentes oficiales. Pero tal como publicó hoy Infobae, esta empresa ya registró una denuncia penal contra su proveedor por estafa en la provisión de dichos respiradores.

Ante la falta de entrega y con la denuncia penal en marcha, desde el Gobierno bonaerense ahora intentan recuperar el dinero. "Cuando la empresa tuvo que entregar, mandó respiradores de otra marca y de menor calidad", dijeron cerca del ministro Daniel Gollán. "Ante esa situación y al no poder entregar los respiradores que se habían comprometido, el 2 de junio el Ministerio de Salud rescindió el contrato y le exigió a la empresa la devolución del dinero", agregaron. Pero los fondos nunca regresaron a las cuentas públicas.

"Como no pudo devolverlo, se le ejecutó la caución, que es un seguro que figura en el contrato ante situaciones como estas. La empresa está intimada por la Justicia y debe depositar la plata en una semana", concluyeron.

En el ministerio a cargo de Daniel Gollán denunciaron que los respiradores que recibieron eran de menor calidad
En el ministerio a cargo de Daniel Gollán denunciaron que los respiradores que recibieron eran de menor calidad Fuente: Télam

A principios de abril, Aeromedical SA recibió como adelanto el 40% del contrato que, en total, superaba los $300 millones para proveer respiradores marca General Electric. La firma había subcontratado como proveedor de esos respiradores a Damián Nevi, un comerciante que decía importar los productos desde China para hacerse con los insumos. No es la primera estafa de Nevi: la Justicia porteña lo detuvo después de haber cobrado fondos de la Ciudad y nunca entregar los barbijos que les había vendido.

La provincia decidió equiparse con insumos médicos para enfrentar el coronavirus, en especial, con compras en China. Primero, las adquisiciones vinieron en los vuelos de Aerolíneas Argentinas y ayer llegaron en barco, bajo el nombre de "Operación Shangai", el primero de los cincos cargamento de insumos médicos desde ese país.

LA NACION intentó acceder en reiteradas ocasiones a la información sobre compras bonaerenses en el marco de la pandemia, pero el gobierno bonaerense decidió que esa información no sea de público acceso. El Gobierno de Axel Kicillof tampoco facilitó la información ante la consulta constante de los periodistas de este medio.

La causa porteña

La situación de Nevi, el proveedor de los equipos subcontratado, se agravó en la Justicia. La jueza de instrucción Paula González no solo lo investiga por la compra de los respiradores bonaerenses nunca entregados: es la misma magistrada que procesó a Nevi con prisión preventivapor la venta de barbijos a la Ciudad de Buenos Aires, en un fallo que fue confirmado por la Cámara del Crimen.

El tribunal integrado por los jueces Juan Esteban Cicciaro y Mauro Antonio Divito entendió que correspondía confirmar los procesamientos de Nevi, de Paula Edith Fernández y de María Elena Canali, al analizar la adjudicación por contratación directa del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta a la firma E-ZAY SRL, representada por Leonardo Morbelli, para la compra de 5 millones de barbijos. Cada uno se iba a pagar $68. Toda la operación ascendía a $340 millones.

La empresa subcontrató con Nevi, Fernández y Canali, que le habían enviado catálogos a Morbelli y la correspondiente autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat). Nevi se comprometió a hacer la entrega en partes, luego de que la Ciudad aprobara la muestra del producto. E-ZAY recibió $162,3 millones a cuenta del total y le transfirió a Nevi $60,5 millones.

Sin embargo, a pesar del adelanto, nunca cumplieron con la entrega de los barbijos. La Justicia ordenó restituir ese dinero por los barbijos a la Ciudad y ahora la provincia busca recuperar también el dinero que pagó por los respiradores, no entregados, ejecutando un seguro de caución.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.