Coronavirus en la Argentina: la Ciudad permitirá salidas para niños y la apertura de algunos comercios de proximidad

La cuarentena por el coronavirus sigue en la ciudad de Buenos Aires, según anunció Horacio Rodríguez Larreta, pero se flexibilizará, sobre todo, para algunas actividades comerciales
La cuarentena por el coronavirus sigue en la ciudad de Buenos Aires, según anunció Horacio Rodríguez Larreta, pero se flexibilizará, sobre todo, para algunas actividades comerciales
Iván Ruiz
(0)
8 de mayo de 2020  • 21:38

"La cuarentena sigue", dijo Horacio Rodríguez Larreta mientras escoltaba al Presidente en la conferencia de prensa. Pero en la Ciudad, se ablanda. La Capital, uno de los distritos con más contagios de coronavirus , avanzará a partir del lunes con una cuarentena más flexible, tanto para los padres con hijos menores como para buena parte del comercio minorista, adelantaron fuentes oficiales a LA NACION. Será el primer paso para darle aire a algunas actividades que llevan casi dos meses de cierre total por la cuarentena obligatoria que dictó la Casa Rosada.

Conferencia completa de Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof

13:30
Video

Después de los contratiempos que se generaron hace dos semanas, cuando Rodríguez Larreta y un grupo de gobernadores rechazaron la oferta del presidente Alberto Fernández para permitir salidas recreativas para los niños, desde el gobierno porteño aseguraron que permitirán que los menores de 16 años salgan una hora por día acompañados por un mayor responsable, una medida que había sido recomendada por Unicef para evitar daños psicológicos por el encierro prolongado.

Niños y padres podrán salir los fines de semana (recién a partir del sábado 16 y domingo 17) y no podrán alejarse más de 500 metros de su domicilio, detallaron cerca del jefe de gobierno porteño. Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, coordinaron anoche en la quinta de Olivos los detalles para poner en marcha un plan para evitar acumulaciones de gente.

El ejercicio de la coordinación incluye, sobre todo, que los beneficiados con estas salidas recreativas no se crucen con quienes salgan a la calle para realizar actividades esenciales y, también, con los trabajadores de los nuevos comercios que se habilitarán desde el lunes como parte de la flexibilización de la cuarentena. Aunque no dio más detalles, Rodríguez Larreta aclaró que las salidas estarán organizadas de acuerdo con el número de DNI de las personas.

Comercios beneficiados

El gobierno porteño le dará luz verde a la apertura de comercios minoristas como librerías, jugueterías, cerrajerías; negocios de venta de artículos de decoración, de materiales de construcción, de muebles, de accesorios de automóviles e inmobiliarias, aunque este último rubro sin visita a las propiedades. Habrá un protocolo general para los comercios minoristas y otro más específico para los rubros que lo requieran, explicaron fuentes oficiales. No habrá límite de horarios, pero se estableció que recién podrán abrir desde las 11, para descongestionar el horario pico de pasajeros en el transporte público de la primera mañana.

En cambio, continuarán cerrados -como parte de la estricta cuarentena- los negocios que concentren mayor circulación de personas, tanto por la cantidad de clientes como de empleados: peluquerías, locales de venta de ropa, centros de cuidado personal, talabarterías, estudios profesionales (como contables y jurídicos) y los shoppings.

Los rubros más populares quedarán por ahora en un punto intermedio. Los locales gastronómicos estarán habilitados solo para la venta de comida para llevar, es decir, únicamente se pondrán en funcionamiento las cocinas, como ocurre desde hace semanas en ciudades complicadas por el coronavirus como Nueva York. Desde el gobierno porteño explicaron que, por un lado, esta alternativa le permite un ingreso a los comerciantes y, por otro lado, permiten la movilización de menos del 10% del total de 150.000 personas que emplean normalmente bares y restaurantes en la Ciudad.

En una situación similar está la construcción. Aunque muchas provincias habilitaron las obras privadas con un límite máximo de obreros, la Ciudad eligió para esta primera etapa de flexibilización que se habilitaran solo las construcciones que estén en proceso de excavación o demolición, para evitar derrumbes o cualquier otro inconveniente edilicio, indicaron fuentes oficiales.

Tampoco aflojará la cuarentena obligatoria para los adultos mayores. Después de la polémica por la iniciativa del gobierno porteño de mantenerlos dentro de su casa, la Ciudad mantiene su política que solo les permite salir a realizar compras o servicios esenciales e, incluso, desincentiva su salida con la presencia de voluntarios que podrían hacerles las compras para evitar salidas de quienes pertenecen a la franja etaria más expuesta al coronavirus.

"Cada día que miramos las estadísticas confirmamos que lo que creemos: el 70% de los muertos están arriba de los 70 años", dijo Rodríguez Larreta en la conferencia de prensa que compartió con el Presidente.

Esta primera etapa de flexibilización tampoco incluye al empleo público, que permanecerá en cuarentena estricta. Lo mismo para la apertura de escuelas y el regreso de las clases, que sigue suspendido y, por ahora, sin fecha tentativa de vuelta a la actividad.

Por: Iván Ruiz
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.