Coronavirus en la Argentina. Qué opina Jaime Durán Barba de la liberación de presos

En medio del coronavirus, Jaime Durán Barba sostuvo que se corre el riesgo de llenar los hospitales con presos, liberados por la pandemia
En medio del coronavirus, Jaime Durán Barba sostuvo que se corre el riesgo de llenar los hospitales con presos, liberados por la pandemia Fuente: Archivo
(0)
1 de mayo de 2020  • 00:46

Jaime Durán Barba se sumó a la polémica por la liberación de presos por el coronavirus en la Argentina. Sin embargo, lejos de verlo como un conflicto nacional consideró que es algo "que se da en todo el mundo con resultados extraños". Y ejemplificó esto al citar el caso de Turquía y el autoritarismo que se vive allí, donde "el presidente liberó a todos menos a opositores y periodistas".

Para el analista político, "la crítica del hacinamiento" es algo que se repite porque así son las situaciones de las cárceles en todos los países. "La crisis del coronavirus pone el peligro de que se copen los hospitales con ellos", marcó.

En diálogo con canal 9, el exasesor de Mauricio Macri citó a un científico, y sostuvo que "este virus puede exterminar a toda la raza humana" porque "cuando se instala, no hay forma de pararlo".

Además, reconoció como positivas la reacciones de Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta quienes tomaron decisiones rápido, cuestión que fue fundamental. Por el contrario, disparó: "[Donald] Trump y [Jair] Bolsonaro son los campeones mundiales del disparate". De esta manera, el consultor recordó que el presidente de Estados Unidos "dijo que se acabó la pandemia y al día siguiente hubo récord de muertos" y, al referirse al brasileño, lanzó: "Es un animal".

Por otro lado, en la entrevista habló del debate sobre la llegada de médicos cubanos al país y, pese a que consideró que la prioridad debía ser traer a los varados, opinó: "No son ningún peligro porque en la Argentina no se puede espiar nada".

"No soy el rey de la grieta"

En otro tramo de la conversación, Durán Barba dijo que no se reconoce a sí mismo como "el rey de la grieta". "Va en contra de mi personalidad. Yo nunca polemicé ni insulté a nadie. Por convicción, soy enemigo del conflicto y me río de los insultos".

El analista contó que sigo hablando con Marcos Peña, Larreta y Vidal, y sobre esta última destacó: "El problema de las mujeres cuando se meten en política en esta sociedad machista, como la Argentina y el resto de América Latina, es que se sigue segregando a la mujer sintiéndola inferior. Entonces, muchas se vuelven hombres, y atacan, gritan, patalean y pierden un elemento útil de su personalidad, que es 'ser femeninas'". Aunque aclaró: "Ser femenina no significa no tener temperamento".

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.