Coronavirus: suspenden una misión de la ONU en las cárceles y los funcionarios regresan a sus países

Funcionarios de la ONU llegaron a Buenos Aires para participar de la visita del Subcomité para la Prevención de la Tortura de Naciones Unidas; planeaban quedarse hasta el 20, pero en las próximas horas vuelven a sus países
Funcionarios de la ONU llegaron a Buenos Aires para participar de la visita del Subcomité para la Prevención de la Tortura de Naciones Unidas; planeaban quedarse hasta el 20, pero en las próximas horas vuelven a sus países Fuente: LA NACION
Paz Rodríguez Niell
(0)
10 de marzo de 2020  • 09:52

La visita del Subcomité de Prevención de la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) fue suspendida hoy, después de 24 horas de incertidumbre y mensajes cruzados entre ministros argentinos y funcionarios de la delegación, que había llegado al país con el objetivo central de visitar las cárceles .

"Hoy mismo se vuelven", dijo a LA NACION una fuente oficial. Algunos de los agentes internacionales habían llegado de Europa sin los tests de coronavirus hechos; entre ellos, quien la encabeza, una española proveniente de Madrid. Para todos ellos el Ministerio de Salud había recomendado ayer el " autoaislamiento ".

La respuesta de los funcionarios del Subcomité fue, primero, suspender las reuniones de ayer y hoy. Finalmente, decidieron poner fin a la visita, que iba a durar hasta el 20 de este mes. También levantaron las inspecciones que tenían previstas para el primer semestre del año en otros puntos del mundo, como Madagascar y Australia.

Un funcionario argentino relató a LA NACION que los delegados de la ONU evaluarán posibles fechas para volver, pero que informaron que deberán revisar la "situación financiera" porque en este viaje, frustrado, consumieron buena parte del presupuesto previsto para el seguimiento de la Argentina.

Primeras alarmas

La misión llegó esta semana al país. Cuando sonaron las primeras alarmas dentro del Gobierno los funcionarios argentinos advirtieron que de ningún modo podían llevar a las cárceles a personas provenientes de países de riesgo. Sobre todo, a las prisiones bonaerenses, con récords históricos de sobrepoblación. "Tenemos en cuarentena a cualquier argentino que viene de Europa. De ninguna manera podemos dejar que alguien que viene de España sin el test hecho entre en las cárceles, donde hay población con problemas de salud", advirtió a LA NACION un funcionario argentino ayer.

Fueron horas de incertidumbre y cruces de llamadas que incluyeron a los ministros de Justicia y Salud de la Nación, Marcela Losardo y Ginés González García ; a los responsables de esas áreas en la provincia de Buenos Aires, Julio Alak y Daniel Gollán , y a las autoridades del Comité Nacional para la Prevención de la Tortura , organismo que tenía previsto interactuar con los delegados de la ONU y que advirtió el peligro. Todos estuvieron en comunicación constante para decidir qué hacer.

En la delegación, que debía empezar sus reuniones en la Argentina ayer, hay una funcionaria que llegó en un vuelo directo de España (la responsable de la visita, Carmen Comas-Mata Mira), gente que voló desde Suiza con escala en Francia y una persona que vino en un vuelo directo desde Chile, pero que informó que la semana pasada había estado en un avión que hizo escala en Italia .

El dictamen oficial

A última hora de ayer, se emitió un dictamen formal. El subsecretario de Estrategias Sanitarias del Ministerio de Salud, Alejandro Salvador Costa , respondió a una consulta del subsecretario de Política Criminal, Pablo Barbuto , y le recomendó el "autoaislamiento" de quienes estuvieron en lugares de riesgo. Le aconsejó, además, que los funcionarios nacionales y provinciales se reunieran solo con "las personas con vuelo directo de Colombia, Chile y Uruguay" y que se evitaran "las visitas a los centros de detención de todos los visitantes internacionales".

La actividad central que tenía prevista el subcomité es visitar cárceles; fundamentalmente, las cárceles bonaerenses, con récords históricos de sobrepoblación

Esto -advirtió- "en virtud de la mayor vulnerabilidad a las infecciones respiratorias" de los detenidos "al convivir en contextos de encierro".

Integran la delegación, además de Comas-Mata Mira, funcionarios de Uruguay, Chile y Perú, y agentes provenientes de Ginebra, informó una fuente oficial.

Uno de los objetivos de la visita del Subcomité era analizar cómo trabaja el Comité Nacional para la Prevención de la Tortura y chequear de qué manera evalúa la situación de las cárceles. Para eso, esta semana los delegados tenían agendada una visita a un penal bonaerense –visita cuyos datos son confidenciales-. Para mañana, a propuesta del Subcomité, el gobierno argentino había organizado además un encuentro de los funcionarios de la ONU con la Procuración Penitenciaria de la Nación, la Procuración General, la Defensoría General y el Sistema de Coordinación y Seguimiento de Control Judicial de Unidades Carcelarias en el Palacio San Martín. Todo quedó suspendido. El gobierno argentino deberá seguir en contacto ahora con el subcomité y remitirle información para que pueda ser evaluada antes de su próxima sesión, prevista para junio próximo en Ginebra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.