Coronavirus. Restringirán la circulación entre la provincia y la ciudad, y se deberán tramitar nuevos permisos

Casi dos millones de personas que realizaron una declaración jurada para poder circular por el área metropolitana deberán volver a realizar el trámite
Casi dos millones de personas que realizaron una declaración jurada para poder circular por el área metropolitana deberán volver a realizar el trámite
Santiago Dapelo
(0)
22 de mayo de 2020  • 14:42

Preocupados por el creciente número de contagios , los gobiernos de Horacio Rodríguez Larreta (CABA) y Axel Kicillof (Buenos Aires) resolvieron restringir la circulación entre ambos distritos solo para las personas alcanzadas en los trabajos esenciales.

Permiso de circulación 2020: cómo tramitarlo online para la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires

En paralelo, coincidieron en que no se habilitarán más actividades por ahora. Pero tampoco habría marcha atrás con las últimas flexibilizaciones, al menos en la Capital, entre ellas la salida recreativa para los niños o la habilitación de comercios, lo que generó tensión entre ambas administraciones. La provincia podría rever las disposiciones que se tomaron en los últimos días en algunos distritos.

A partir de los próximos días, los poco más de cinco millones de personas que realizaron la declaración jurada para poder circular en los dos distritos -4.125.668 de certificados en la provincia, mientras que la ciudad fueron 903.182- deberán volver a realizar el trámite, que será más riguroso y sujeto a aprobación.

Con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como anfitrión, funcionarios nacionales, de la ciudad y bonaerenses también resolvieron aumentar los testeos en la villas o barrios carenciados, uno de los focos más extendidos de contagio.

La determinación se dio el país en el que se registraron 648 nuevos casos de coronavirus Covid-19, lo que llevó los contagiados a 9931. De esos 648, 592 pertenecen a la Capital y el conurbano bonaerense. Eso confirmó que en la Capital y los 40 distritos que la rodean la tasa de duplicación de casos tiene un ritmo sensiblemente superior al del resto del territorio nacional y que, por ello, el estado de cuarentena se prorrogará.

Uno de los puntos clave en los que trabajarán en conjunto será un mayor control en los accesos a la ciudad de Buenos Aires. Esto incluye a los usuarios de trenes, colectivos, automóviles y los que cruzan los distritos caminando o en bicicleta.

La medida, que pudo confirmar LA NACION de fuentes oficiales, será anunciada por el presidente Alberto Fernández con la extensión de la cuarentena, que se realizará en el sábado en la quinta presidencial de Olivos. Mañana por la tarde, en tanto, el jefe del Estado recibirá a los especialistas para evaluar los detalles de la presentación. .

La reunión, que duró más de dos horas, sirvió para poner en funcionamiento lo que ayer hablaron en la quinta presidencial de Olivos el Presidente, Rodríguez Larreta y Kicillof, quienes volverán a compartir un escenario pasado mañana.

Esos fueron los puntos destacados del encuentro que mantuvieron en la Casa Rosada Cafiero, el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, los jefes de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco y porteño, Felipe Miguel; los ministros de Seguridad de Nación, Sabina Frederic y su par bonaerense, Sergio Berni; los ministros de Salud de la Nación, Ginés González García, bonaerense, Daniel Gollán y porteño Fernán Quiros.

También estuvieron el ministro de Transporte, Mario Meoni, el secretario de Transporte de la ciudad, Juan José Méndez y el subsecretario de transporte bonaerense, Alejo Supply, y los asesores, Carla Vizzotti, Micaela Sánchez Malcom y Alejandro Grimson.

La situación epidemiológica se conjugó con la tensión política que mutó de la preocupación a una tensa paz. El Presidente tuvo que intervenir para evitar mayores conflictos. Primero, citó a Rodríguez Larreta y a Santilli, el último viernes, un mensaje para su tropa y la ratificación de que la sociedad que enhebraron frente a la pandemia del coronavirus está sólida.

La reunión, a la que convocó el jefe del Estado, tuvo por objetivo unificar criterios y bajar la tensión entre las administraciones de Kicillof y Rodríguez Larreta.

Ayer, se dio el segundo capítulo. Después de varios días de críticas de un lado y silencios del otro, Alberto Fernández volvió a oficiar de celestino. Finalmente, todos los protagonistas resolvieron dejar atrás las diferencias y enfocarse en los puntos en común. La reunión de hoy, en la Casa de Gobierno, sirvió para unificar el discurso y las posiciones. Y el sábado, será el tiempo de la puesta en escena final, con el Presidente, el gobernador y el jefe de gobierno como máximos protagonistas de la lucha contra la enfermedad.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.