Corralito: no prevén sobresaltos en el dólar

Estiman que normalizará el sistema
(0)
24 de noviembre de 2002  

El levantamiento del corralito anunciado el viernes por el ministro de Economía, Roberto Lavagna, no impactará sobre la cotización del dólar ni forzará un reajuste en las tasas de interés de los plazos fijos. Por el contrario, confirmará la mejora paulatina del sistema financiero e impulsará el consumo interno, coincidieron ayer economistas y directivos bancarios consultados.

"Se trata de una medida política que busca marcar la tendencia de que el sistema financiero se está normalizando. No hay que olvidar que el dinero transaccional siempre se pudo usar con cheques y tarjetas de débito para pagar obligaciones o comprar", comentó a LA NACION Carlos Heller, titular de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra).

"También es necesario recordar que no había presión alguna de los ahorristas por salir del corralito, sino del corralón. Entonces, ¿por qué va a cambiar la tendencia actual, por qué la gente va a retirar su dinero y acudir al dólar si el fin del corralito sólo es una medida que profundiza la intención de normalizar el sistema financiero?", inquirió.

Consultado por LA NACION, el presidente del Banco Ciudad, Roberto Feletti, coincidió con Heller en que "el levantamiento del corralito es una buena medida que tiende a normalizar el sistema financiero".

"Era una decisión que se venía conversando en firme desde hacía por lo menos tres meses, y que no provocará una mayor presión sobre el tipo de cambio ni una suba de las tasas de interés que ofrecen los bancos en sus plazos fijos para retener los depósitos", evaluó.

"De todos modos, hay que ver cuál es la política que adopta el Banco Central en cuanto a los encajes aplicados sobre las cuentas transaccionales, pero no preveo una situación de recalentamiento ni de grandes saltos", insistió.

Una medida adecuada

Por su parte, el economista Manuel Solanet, de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) y jefe de los equipos técnicos de Recrear para el Crecimiento (el partido de Ricardo López Murphy), consideró que "la apertura del corralito fue una medida adecuada, tomada en un contexto donde la tendencia a buscar el refugio del dólar está atenuada".

"Una porción del dinero quedará en los bancos, tentada por las altas tasas de interés, y otra parte se aplicará al consumo diferido en arreglos del hogar o compra de productos domésticos", afirmó el ex secretario para la Modernización del Estado.

Por su parte, el ex ministro de Economía durante la segunda presidencia de Carlos Menem Roque Fernández evaluó como "muy positiva" la medida porque "tiende a normalizar el sistema de pagos para que el resto de la economía funcione bien".

"No creo que esta medida represente una masa que impacte sobre el dólar", añadió, y estimó que el potencial costo económico que puede tener "vale la pena pagarlo porque se normaliza el sistema de pagos, y el costo que pueda haber es menor que el beneficio".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.