Crece el escándalo por el pago de sobresueldos

Cossio, ex director de la DGI, admitió haber cobrado $ 4000
(0)
27 de abril de 2004  

El juicio oral contra María Julia Alsogaray sigue deparando sorpresas. Día tras día, secretarios, subsecretarios, directores y funcionarios de menor rango confirman lo que hasta ahora era un secreto a voces: durante la década del noventa se pagaban sobresueldos en la administración pública.

Ayer fue el turno de Ricardo Cossio, director de la Dirección General Impositiva (actual AFIP) entre 1989 y 1995, que admitió que a fines de 1991 recibió "por única vez" un "complemento salarial" de $ 4000.

El pago de sobresueldos es uno de los argumentos que esgrime la defensa de Alsogaray para justificar su incremento patrimonial de $ 2.500.000 durante su paso por las estructuras del Estado (1985-1999).

Pero el escándalo que se inició la semana pasada con el testimonio de Wilfen Roberto Martínez Medina, ex secretario de Raúl Granillo Ocampo, uno de los ministros de Justicia del gobierno de Carlos Menem, ya tiene su investigación propia en la justicia federal.

En las primeras actuaciones del expediente que recayó en el juzgado de Jorge Ballestero, el fiscal federal Guillermo Montenegro le tomó ayer declaración testimonial a Martínez Medina.

Según el relato del testigo a LA NACION, la declaración duró cinco horas y concluyó con una inspección ocular en el edificio de la Jefatura de Gabinete, en Julio A. Roca 782.

Martínez Medina, procesado en una causa por extorsión contra Granillo Ocampo, había asegurado que, entre 1997 y 1999 iba todos los meses a buscar un sobre con $ 50.000 a la Jefatura de Gabinete. Había precisado que retiraba el dinero en el noveno piso y que se lo entregaba Rodolfo Aiello, funcionario de la cartera entonces a cargo de Jorge Rodríguez.

"La inspección ocular resultó 100% positivo. Expliqué por qué ascensor salía, por qué puerta entraba", contó Martínez Medina a LA NACION. La investigación se inició el viernes pasado por una denuncia del abogado Ricardo Monner Sans.

Ese mismo día, también dijeron conocer la existencia de sobresueldos Santiago Lozano, ex subsecretario de Asuntos Institucionales del Ministerio del Interior, y Raúl Castellini y Mabel Behal, ambos funcionarios de la Secretaría de Recursos Naturales durante la gestión de Alsogaray.

Ayer, Cossio brindó más detalles sobre las remuneraciones extra. "En 1991 le dije a Tacchi (Carlos, ex secretario de Ingresos Públicos) que no me alcanzaba la plata", comenzó el ex funcionario. "El me respondió -continuó Cossio- que por una ley secreta, la 18.302, secretarios y subsecretarios cobraban otro monto."

"Otros conceptos"

El ex director de la DGI detalló que Tacchi le aconsejó que, en sus declaraciones juradas, debía reconocer esos ingresos como "otros conceptos". Era la forma de "justificar las variaciones o incrementos patrimoniales", reconoció.

Cossio agregó que, si bien no le constaba, se había enterado de que también se percibían sobresueldos en los ministerios de Economía y del Interior.

En el octavo día del juicio contra la ex funcionaria menemista también declararon ante los jueces del Tribunal Oral N° 4 -que integran Leopoldo Bruglia, María Cristina San Martino y Horacio Vaccare- el periodista de la revista Noticias Luis Manchado; Roberto Bases, el periodista que inició la causa contra Alsogaray, y el ex auditor interno de la Secretaría de Recursos Naturales Jaime Wolinsky.

Este último dijo desconocer la disponibilidad de gastos reservados por parte del organismo. La sucesión de testimonios que coinciden en su existencia parece favorecer la estrategia de la defensa.

Testimonios que sorprenden

Jorge Ballestero

  • Es el juez de la causa que se inició en la justicia federal para investigar el pago de sobresueldos en el gobierno de Menem. El magistrado delegó la investigación en el fiscal Guillermo Montenegro, que ayer le tomó declaración testimonial a un ex secretario del ex ministro Granillo Ocampo, que había dicho que su jefe cobraba $ 50.000 en sobresueldos.
  • Ricardo Cossio

  • Revelación. El director de la DGI entre 1989 y 1995 reconoció que, a fines de 1991, percibió $ 4000 de sobresueldo. Cossio detalló que se los pagó su superior, el entonces secretario de Ingresos Públicos, Carlos Tacchi. Y dijo que estaba amparado por una ley secreta.
  • María Julia Alsogaray

  • Beneficiada. Los testimonios que confirman la existencia de sobresueldos en el gobierno de Menem están en sintonía con la estrategia de la defensa. La percepción de esos conceptos es uno de los argumentos de Alsogaray para explicar su incremento patrimonial.
  • MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.