Crece en la UCR la idea de definir ahora un solo candidato

El partido elegiría entre Cobos y Sanz de cara a las PASO; la decisión se tomaría en la convención de Gualeguaychú, dentro de diez días
Lucrecia Bullrich
(0)
5 de marzo de 2015  

Faltan 10 días. Una eternidad. La previa de la cumbre de la UCR de la que se esperan definiciones clave de cara a las elecciones sigue sumando tensión interna. En las últimas horas, empezó a tomar forma una movida para que, además de definir si el partido se aliará con Mauricio Macri, con Sergio Massa (o con ambos), la convención nacional del sábado 14 en Gualeguaychú consagre un único candidato radical para competir en las PASO, es decir, a Julio Cobos o a Ernesto Sanz, para encarar los próximos cinco meses de campaña.

Impulsada por Gerardo Morales, cabeza de los radicales que quieren una alianza con Massa, la idea enojó en un primer momento a Sanz, que la consideró un intento directo por sepultar su candidatura antes de tiempo. Con el paso de las horas, el senador mendocino y presidente de la UCR flexibilizó su postura, tal vez confiado en que Morales no tenga los votos suficientes para imponer su postura en la convención. Lo discutió con el propio Morales el domingo pasado, pizza de por medio, después del discurso de Cristina Kirchner ante la Asamblea Legislativa.

"La convención no tiene que dejar nada pendiente. Tiene que votar con quién vamos a ir y con qué candidato radical vamos a competir en las PASO. No quiero que nadie piense que estoy especulando", aseguró Sanz ayer a LA NACION. Anteayer había dicho, en cambio, que las definiciones de la cumbre de Gualeguaychú deberían incluir el marco de alianzas y la decisión de ir a las PASO con una fórmula radical, pero, en ningún caso, definir nombres. Y menos, dejar candidatos afuera.

La disputa de fondo está clara. Aunque alejado de la estructura partidaria y mirado con desconfianza por la mayoría de sus correligionarios, Cobos es el único candidato de UNEN, junto con Hermes Binner, que figura en las encuestas, muy por debajo de Massa, Macri y Scioli. Un duelo entre Cobos y Sanz tiene resultado cantado. Y los dos lo saben.

Por eso, Sanz quiere evitar que el candidato radical se elija "por las encuestas", como sugirió Morales. "La definición debe ser de los convencionales. Es una decisión del partido que en ningún caso se puede delegar en un encuestador", advirtió.

El apuro de Morales responde a su propio juego dentro de la interna. Molesto con el avance de las negociaciones de Sanz con Pro en el interior, que en algunos casos ya incluirían acuerdos para el armado de listas, se puso al frente de la campaña para sumar convencionales que apoyen la idea de que la reunión de Gualeguaychú nomine a un único candidato a presidente. "No podemos seguir esperando ni perdiendo votos a manos de Macri", razonó el senador y candidato a gobernador de Jujuy en diálogo con LA NACION. "Una cosa es negociar con tres puntos y otra con 12 o 15", chicaneó.

Está convencido de que mientras la UCR siga haciendo campaña con dos precandidatos, el partido pierde fuerza y margen de maniobra para negociar las listas en las provincias con Macri y Massa, o ambos, según el distrito. Está particularmente molesto con Emilio Monzó, responsable de los armados provinciales de Pro, a quien acusa de "apretar" a radicales para que acepten sus condiciones.

Cobos, en tanto, apoya la idea de Morales, que, de prosperar, lo consagraría como única opción radical en el mapa opositor, pero es consciente de que no puede tallar en los resultados de la convención. Sólo puede esperar que las definiciones se ajusten a sus planes. Por eso concentra los esfuerzos en su campaña. Hoy encabezará un acto Lomas de Zamora, en un nuevo intento por hacer pie en el crucial conurbano bonaerense. Lo acompañará Ricardo Alfonsín.

Por otra parte, el mendocino despliega un "operativo seducción" para convencer a Margarita Stolbizer de que sea su candidata a vicepresidenta. La líder de GEN no definirá sus próximos pasos todavía. Aunque en su partido son muchos los que la imaginan como candidata a presidenta y, más aún, como candidata a gobernadora, ella no va a mover ninguna pieza hasta que no esté claro el futuro de Binner.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.