Cristina Kirchner defendió la elección popular de los consejeros, pese a los amparos en contra