Cristina Kirchner invirtió $11 millones en 2013 para remodelar la Casa Rosada