En su último discurso ante la Asamblea Legislativa, la Presidenta cuestionó a Nisman y atacó con dureza a la Justicia