Scoccimarro: "La operación ha sido satisfactoria y Cristina está de buen ánimo"

En un breve comunicado, el vocero presidencial explicó que la intervención quirúrgica "ha salido muy bien"; ahora está en su habitación, con sus hijos y con su madre
(0)
8 de octubre de 2013  • 16:15

"La operación ha sido un éxito", dijo Alfredo Scoccimarro , vocero presidencial desde la puerta de la Fundación Favaloro. La intervención quirúrgica que se le practicó a Cristina Kirchner no tuvo complicaciones, sostuvo el funcionario, que leyó de pie el primer parte médico, interrumpido en varias ocasiones por los militantes que celebraban ante la buena noticia.

"Ha salido todo muy bien. La Presidenta ya está en su habitación. Está de muy buen ánimo. Saludó a todos. Agradeció al equipo médico, agradeció a toda la gente que está rezando por ella", explicó Scoccimarro. Y agregó que el próximo parte médico será leído mañana al mediodía.

Cristina Kirchner fue sometida esta mañana a una operación en la que le quitaron el hematoma en el cráneo que le habían detectado el sábado pasado. La intervención se llevó a cabo en la Fundación Favaloro y duró unas dos horas.

Antes de terminar su brevísimo comunicado, Scoccimarro aclaró que Cristina estaba acompañada por su familia. "Ahora están los chicos y también está la madre", indicó, entonces.

Luego se informó que Ofelia Wilhelm, madre de la Presidenta, se retiró minutos antes de las 16 de la Fundación Favaloro. Lo hizo a bordo de un vehículo por el estacionamiento de la calle Venezuela al 1700.

El parte médico entregado a la prensa explica que la cirugía se realizó "sin complicaciones" y que "la paciente evoluciona favorablemente". Indica, además, que previo a la intervención "fueron descartados los riesgos cardiovasculares a través en distintos exámenes complementarios". Luego de la anestesia general, Cristina Kirchner permanece en la unidad de cuidados intensivos de la Fundación Favaloro.

Video

Futuro inmediato

En las próximas 48 horas, la mandataria sólo podrá recibir visitas de sus familiares directos, ya que estará en la unidad de cuidados intensivos. Debería permanecer internada, además, al menos una semana en una habitación común.

La mandataria ingresó a la Fundación Favaloro ayer, a las 13.10, para realizarse los estudios prequirúrgicos de rigor. Pasó la noche en la habitación 601 del piso sexto, completamente aislado para ella.

La evolución

Según se informó oficialmente, el sábado al mediodía la Presidenta ingresó a la clínica con cefalea y arritmia y se le hicieron estudios cardiológicos y neurológicos. Le diagnosticaron un hematoma subdural craneano.

A partir de ese diagnóstico, se acordó el control y el monitoreo. Si había una modificación del cuadro o si aparecían síntomas focales (como problemas en el habla, hormigueo o pérdida de fuerza en los miembros, trastornos motrices, convulsiones u otros), se optaría por una cirugía programada para drenar el líquido. Fue lo que sucedió.

Ayer, se conoció que el domingo alas 19.30 la Presidenta manifestó la sensación de un "hormigueo en el brazo". Por eso los médicos decidieron cambiar la recomendación del reposo para indicar que sea intervenida quirúrgicemente y, directamente, evacuar el hematoma.

Debido a la sensibilidad del tema, la nota está cerrada a comentarios.

Primero, Scioli

La primera información de la operación de la Presidenta, incluso antes de que hablara el vocero Scoccimarro, estuvo a cargo de Daniel Scioli. Cuando todos esperaban alguna noticia de Cristina Kirchner, el gobernador de la provincia de Buenos Aires dijo: "La Presidenta se recupera de la anestesia", dijo. Mientras participaba de un acto en San Martín, Scioli agregó: "Deseamos que pronto pueda estar en la plenitud de lo que a ella le gusta hacer, que es trabajar incansablemente", agregó.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.