La ruta del dinero K: Cristina Kirchner, protagonista en las sombras de este proceso iniciático

Paz Rodríguez Niell
(0)
31 de octubre de 2018  

Cristina Kirchner no forma parte de este juicio. No está en el banquillo. Ni siquiera está procesada. Pero la causa la toca de cerca. No solo porque es el primer gran juicio contra el empresariado kirchnerista ; también porque ella aparece en la génesis del caso: está acusada de haberle dado a Lázaro Báez negocios espurios que le permitieron hacer la fortuna que después lavó.

El juicio que empezó ayer es por "lavado de dinero" . Esta figura requiere que exista un delito precedente; es decir, tener por acreditado el origen ilegal de los fondos. ¿ Cómo consiguió Báez los millones "físicos" que se desparramaron en la mesa de La Rosadita? Los investigadores sostuvieron que, al menos en parte, era dinero de la corrupción. Y Báez y su gente hicieron mucho dinero. Durante la instrucción se les incautaron a los acusados activos por unos $3000 millones. Todo un récord.

Hasta acá, el juez Sebastián Casanello , que instruyó la causa, y la Cámara Federal estuvieron de acuerdo, pero la Cámara pretende ir más allá contra la expresidenta. El 31 de agosto le ordenó a Casanello que la llamara a indagatoria, por primera vez en este expediente, como coautora del lavado en sí. La declaración se concretó el 18 de septiembre y el juez debe decidir ahora si la procesa.

Casanello, que procesó, detuvo y envió a juicio a Báez y a los otros 24 acusados, sostuvo siempre que no tenía ninguna prueba para citar a Cristina Kirchner en esta causa, pero los camaristas Martín Irurzun y Mariano Llorens (con la disidencia de Leopoldo Bruglia) le ordenaron convocarla. La indagatoria había sido pedida por los dos organismos vinculados al Poder Ejecutivo que son querellantes en el caso, la Oficina Anticorrupción (OA) y la Unidad de Información Financiera (UIF), a los que se sumó luego el fiscal Guillermo Marijuan.

El argumento de la Cámara para sostener que había que citarla fue que era "dable entender" que la expresidenta tuvo "vinculación con al menos parte" de los 60 millones de dólares que Casanello dio por probado que Báez lavó. Los camaristas se apoyaron además en una hipótesis de los acusadores que dice que el empresario pudo haber sido "prestanombre" de ella. Hasta ahora, ningún juez afirmó eso. Sí que fueron presuntos socios en el delito porque ella y Néstor Kirchner habrían favorecido a Báez con contratos exorbitantes de obra pública en perjuicio del Estado (caso Vialidad). También, que parte de ese dinero volvió a la familia Kirchner a través del alquiler de habitaciones de hotel y otros negocios inmobiliarios (casos Los Sauces y Hotesur).

Pero, de acuerdo con Casanello, Cristina Kirchner solo aparecía en el "delito precedente" del lavado (delito que ya se investiga en el caso Vialidad). Según el juez, después, en el lavado en sí, no había pruebas que acreditaran que ella hubiera participado. Para Casanello no había conducta alguna, en concreto, que adjudicarle en este caso. Entre otros motivos, porque el dinero lo movía Báez (por ejemplo, en sus aviones), aparecieron contándolo sus asesores y su hijo Martín en La Rosadita, y, según la información de Suiza, los fondos que se depositaron allí tenían como beneficiarios, también, a los hijos de Báez, y no a los Kirchner.

Ahora, Casanello debe decidir si procesa a la expresidenta. Difícilmente lo haga, pero todo indica que la Cámara va a insistir para que, en una eventual segunda parte de este juicio, ella esté sentada frente al tribunal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.