Cristina pidió "seguir dando batalla" por la reforma judicial

En su primer mensaje tras el fallo de la Corte sobre la Magistratura, minimizó la decisión y criticó al tribunal
Orlando Andrada
(0)
20 de junio de 2013  

CÓRDOBA.- En su primera aparición pública tras la declaración de inconstitucionalidad de la reforma del Consejo de la Magistratura, la presidenta Cristina Kirchner cuestionó ayer con dureza el fallo y desafió a la Corte Suprema de Justicia. "Vamos a seguir dando batalla. Más temprano que tarde los argentinos van a poder votar a todos los órganos políticos de la Constitución", advirtió con tono amenazante .

La mandataria utilizó el acto central de festejos de los 400 años de la Universidad Nacional de Córdoba para referirse, con fastidio e inusitada vehemencia, al pronunciamiento de los jueces, aunque en ningún momento mencionó en forma expresa a la Corte. Se la vio enojada durante su discurso, pero antes y después del mensaje trató de dar una imagen de distensión, al bailar al ritmo del grupo Choque Urbano y tocar sus instrumentos de percusión.

En su intervención, hizo referencia a los miembros del máximo tribunal: "Aquellos que pretenden parar la reforma [judicial], sólo podrán hacerlo por un tiempo", dijo en forma elíptica.

Para abordar el controvertido tema, recurrió a la frase del documento de la reforma universitaria de 1918, que reza: "Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más". Y entonces manifestó que la vergüenza "debieran tenerla los que nos quieren recortar algunas libertades a los argentinos".

Luego leyó la definición que dice: "Los dolores que quedan son las libertades que faltan". Tras ello expresó en alusión a la Corte: "Nos quedan todavía dolores. Ayer [por el martes] nos dieron algún dolor. Pero nos vamos a curar porque tenemos muchos remedios, buenos farmacéuticos, inyecciones y antibióticos también".

En medio de los gritos y cánticos de apoyo de los militantes de La Cámpora y otras agrupaciones kirchneristas, la Presidenta alentó a los jóvenes y sostuvo que "están cansados de soportar a los tiranos".

Advirtió a "aquellos que pretenden parar reformas, aquellos que no quieren dejar votar al pueblo para que intervengan la soberanía popular, la voluntad popular, que son la causa fundamental" de los jóvenes, "que hicieron la reforma universitaria y que después también derribaron tiranos en el Cordobazo".

Después, en tono desafiante, disparó: "Aquellos que creen que pueden, a través de alguna resolución, impedir el crecimiento y avance de la democracia, sepan que sólo lo podrán hacer por un tiempo porque nunca ninguna sociedad toleró o aceptó durante mucho tiempo que se le impida ejercer sus derechos de elegir a los órganos políticos que marca la Constitución Nacional".

El martes la Corte Suprema anuló las reformas en la Magistratura, por declarar inconstitucional el sistema de votación popular de los consejeros, la flexibilización de las mayorías necesarias para destituir o nombrar jueces y la ampliación de miembros de 13 a 19.

Ese mismo día, a través del jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y del ministro de Justicia, Julio Alak, el Gobierno cuestionó el fallo. Ayer se sumó un coro de kirchneristas (ver aparte). Pero la Presidenta no se quedó atrás en sus críticas

Ayer recordó que cuando un colaborador le confesó que estaba triste por el fallo de la Corte, ella le respondió que dejara "la tristeza para ver una telenovela o una película" porque "nosotros los militantes nunca tenemos que estar tristes, sino alegres y prepararnos para la próxima batalla". "Vamos a seguir dando todas y cada una de las batallas que hemos dado en esta democracia, en estos 10 años", señaló.

Afirmó que "las reformas vienen indetenibles porque indetenible es la voluntad popular, de participar, de decidir del pueblo argentino. Indetenible es la historia como lo demuestran los 400 años de esta universidad y la resistencia increíble del pueblo argentino ante tanta plaga, ante tanto sometimiento".

Sobre la universidad, la Presidenta resaltó su política de apoyo a la educación y anunció convenios con aportes para distintos proyectos de la casa de estudios.

La mandataria encabezó, junto a miembros de su gabinete, el acto de cierre de los festejos, que se realizó al aire libre frente al Pabellón Argentina de la ciudad universitaria. Por la mañana se efectuó el acto académico por el aniversario, encabezado por el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, y el rector Tamarit, junto a sus pares del país y de naciones vecinas. Al llegar, se encontró con el gobernador local, José Manuel de la Sota.

Un saludo y muchas señales políticas

  • De la Sota y Cristina

    El gobernador de Córdoba recibió a la Presidenta en el aeropuerto local. El mandatario fue hasta allí a pesar de que se encontraba en reposo por una lesión en un pie
  • Saludo formal

    De la Sota y Cristina Kirchner están enfrentados políticamente. Por eso, ayer sólo se saludaron formalmente. El gobernador se excusó de no poder acompañarla al acto de la Universidad y ella le auguró una pronta recuperación
  • Una emisaria

    Para los festejos de los 400 años de la Universidad, De la Sota envió a la vicegobernadora Alicia Pregno
  • El discurso

    La Presidenta lanzó críticas veladas contra De la Sota durante su discurso. Sin nombrarlo, manifestó que "los que descalifican o agravian es porque no tienen nada que contar de sí mismos. Nosotros tenemos tantas cosas para contar de nuestro gobierno, de nuestras políticas". Y remató: "Sólo quiero que Córdoba vuelva a ser lo que alguna vez fue"
  • Del editor: qué significa.

    Visiblemente golpeada por el fallo, Cristina recurrió al manual K: criticar a los autores, minimizar el impacto y dotar de épica a la batalla.

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.