Cristina y Néstor Kirchner apuntaron contra "dinosaurios y gerontes" por las interferencias intimidatorias en un vuelo

"Muchos episodios han pasado en estos días y nos dan muestras todavía de que están", dijo la Presidenta; su esposo advirtió que "gerontes" la amenazaron; la denuncia recayó en el juzgado de Lijo; "Maten a la yegua" se escucha en la comunicación
(0)
14 de diciembre de 2009  • 20:13

La presidenta Cristina Kirchner y su esposo, el diputado Néstor Kirchner, atribuyeron esta tarde "a dinosaurios y gerontes" las interferencias de las comunicaciones del helicóptero oficial, ocurridas el viernes último durante un vuelo desde la quinta de Olivos hasta la Casa Rosada, y que despertó preocupación en el Gobierno.

"Muchos episodios han pasado en estos días y nos dan muestras todavía de que los dinosaurios están", dijo la Presidenta tras encabezar en el Salón de los Científicos de Casa de Gobierno de un acto por el programa Genres, sobre la licitación de generación eléctrica a partir de fuentes renovables.

Ante el requerimiento periodístico para que identifique a "los dinosaurios", Cristina Kirchner dijo a la prensa: "Ustedes los conocen mejor que yo". Y añadió: "En todo caso, será la Justicia la que determine".

Minutos más tarde, en Santa Fe, el ex presidente y diputado nacional, Néstor Kirchner, reforzó los dichos de su esposa: "No podemos permitir que dos o tres gerontes nos dividan. Nos atacan por lo que hicimos bien, jamás nos van a perdonar haber terminado con la impunidad, ahí lo está sufriendo la Presidenta con amenazas".

La difusión de interferencias en las comunicaciones durante un vuelo con la jefa del Estado a bordo despertó preocupación en el Gobierno.

La grabación que se conoció hoy registra la comunicación entre el piloto del helicóptero presidencial y técnicos de Aeroparque el viernes último. Según ese registro, que fue difundido esta mañana por C5N, durante el diálogo se escuchan las frases "Maten a la yegua", "Boludos maten al pescado" y "Mátenla".

En este contexto, en el transcurso de la mañana, se generó expectativa en torno a una conferencia que Cristina Kirchner dio después del mediodía en la Casa Rosada, que se difundió por cadena nacional.

Aunque se esperaba alguna alusión de la Presidenta a las interferencias, finalmente la jefa del Estado no se refirió al tema.

"Muy grave". La primera reacción oficial quedó en manos de Aníbal Fernández. "Lo que pasó es muy grave. Estamos hablando de equipos que solamente se pueden usar desde otra aeronave o desde un lugar desde donde se administre información de algún aparato DHF, que son los que permiten meterse dentro de la misma frecuencia", evaluó en declaraciones a radio 10.

El jefe de Gabinete no dudó en calificar el episodio como "un gesto amenazante e intimidatorio hacia la Presidenta" y afirmó que la Procuración General de la Nación, a cargo de Esteban Righi, ya fue notificada del incidente para pedir las investigaciones que corresponda.

Consultado sobre un posible vínculo entre las interferencias y el comienzo del juicio contra Alfredo Astiz por los crímenes de la ESMA, por haber ocurrido el mismo día, Fernández consideró: "No hay forma de que [una relación entre ambos hechos] se pueda probar por ahora. Pero esto no deja de ofrecerle a cualquier mal pensado como uno la posibilidad de que esto esté íntimamente ligado con esas acciones".

Hacia el final, el jefe de Gabinete ratificó su convicción de que las frases intimidatorias estuvieron dirigidas a Cristina Kirchner. "Fueron interferencias amenazantes contra la Presidenta", afirmó.

En la misma línea, José Alperovich también repudió las intervenciones. El gobernador de Tucumán calificó el hecho como "gravísimo" y aseguró que se trata de "un ataque a la democracia y sus instituciones".

"La Justicia deberá utilizar todos los recursos tecnológicos del Estado para esclarecer el hecho y castigar a los autores de este gravísimo ataque a la democracia y sus instituciones en la persona de la Presidenta", sostuvo.

Además, hizo referencia al posible vínculo con los juicios contra miembros de las fuerzas armadas que participaron de la última dictadura militar. "Esa posibilidad evidencia la soledad y la clandestinidad en la que actúan porque las fuerzas armadas les han dado definitivamente la espalda", sostuvo.

En la Procuración General, en tanto, confirmaron a lanacion.com que Righi presentó una denuncia por lo ocurrido ante la Cámara Federal porteña. En rigor, el jefe de los fiscales remitió a la Justicia el informe que le elevó el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli. La investigación de lo ocurrido quedó a cargo del juez federal Ariel Lijo y del fiscal Eduardo Taiano.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.