Críticas a la guerra en Afganistán

(0)
9 de diciembre de 2001  

Baltasar Garzón es crítico de los métodos norteamericanos para luchar contra el terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre.

"Sin lugar a duda estamos hablando de terrorismo y no de guerra, y se debe afrontar de una forma que no es la del desarrollo de la invasión a un país so pretexto de que se actúa en legítima defensa. La legítima defensa exige una coincidencia temporal entre la acción y la respuesta. Esto no es legítima defensa", dice Garzón.

Para el juez español, "el terrorismo internacional es mucho más complejo que destruir unas bases concretas y un país determinado. El terrorismo islámico es un terrorismo difuso: no necesita una estructura jerárquica ni una sede. Su deformación está en la visión extrema de la religión".

-¿Está en contra de los ataques a Afganistán?

-Yo no estoy en contra de que se eliminen las bases donde se entrenan terroristas, pero el acto desarrollado y la "guerra" contra Afganistán entiendo yo que es ilegal. Así de sencillo. Ojalá me equivoque, pero ya verán cómo Ben Laden será el ejemplo por seguir por otros que seguramente nos harán pasar malos ratos. Al terrorismo internacional hay que combatirlo política, jurídica, policial y socialmente.

Según Garzón, si los Estados Unidos piden la solidaridad de la comunidad internacional para que se los ayude en la lucha contra el terrorismo, primero deben ser solidarios con esa comunidad.

"Hay una forma práctica para hacerlo y que ningún país le ha pedido hasta ahora a los Estados Unidos: que ratifique la Corte Penal Internacional. Sólo entonces vamos a saber que hay una determinación para apoyar un orden internacional ecuánime y no para invadir países con otros propósitos", se queja el magistrado antes de terminar la charla y aceptar que le tomen una fotografía.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.